Un baño perfecto en 5 consejos imprescindibles

Imagina. Regresas de un gran día, o de una caminata, ya sea en la naturaleza o en la jungla de la ciudad. La idea perfecta: ¡un baño! Sí, pero ojo, un baño a fuego lento con pequeñas burbujas. Porque incluso si eso significa hacerte un bien a ti mismo … ¡También podrías hacerlo súper bien!

1. El cliché que hace espuma

Es un cliché: el baño de burbujas embellecido con luz tenue, por qué no pequeñas velas aromáticas, pétalos de flores que rozan tu piel, en el agua, una pequeña almohada impermeable para la cabeza … esto no es un cliché en vano: con este dispositivo, ¡ya no estamos mal! ¿El paso anterior? Por supuesto es poder rodearte de todo lo que te pueda resultar útil o agradable: una bandeja para dejar el polar que ya no puedes dejar, una pequeña lámpara de led para acompañar tu lectura, una bebida, una taza pequeña. de delicias … Solo necesitas extender el agua caliente con la punta de tu pie de vez en cuando, y listo. Simplemente.

2. El baño festivo

Festivo, ¿el baño? Y porqué no ! Saliendo de la versión lujuriosa descrita anteriormente, bañarse también puede ser un momento de gran energía. Inflamos los vatios con una radio diseñada para el baño, elegimos bolas de baño efervescentes que tonifican, no nos olvidamos que el agua que fluye ahoga muy bien nuestra voz en un goteo que tenemos derecho a Imagínese armonioso, tome su cabezal de ducha fluorescente o con luz LED como micrófono … ¡Y vamos a por una ola de buen humor! Si quieres propagar este estado de ánimo en la decoración de tu baño, no dudes en invitar a un color vivo, o una armonía de 2 o 3 colores, para darle tono a la estancia.

Un momento solo para ti en perspectiva

3. Abran paso al cuidado
Hay veces que quieres ser la alfombra roja de los cuidados: champú, acondicionador, tratamiento, exfoliación, mascarilla … ¡El total! De repente, espacio para una cantidad de productos, en una única fila inestable al borde de la bañera … A menos que te cuides hasta el más mínimo detalle, con diferentes sistemas de almacenamiento posibles según la configuración de tu espacio: estantes pequeños, un estante de esquina, con fijación por tornillo o ventosa, pequeños ganchos para colgar guantes y esponjas, cestas de plástico perforadas si hay sitio al final de la bañera … Puede parecer trivial, pero es muy agradable tenerlo todo a mano y, a veces, es más relajante sentir que las cosas encuentran su lugar de forma natural. Es tan fácil permitirse esta comodidad, ¡aprovechémosla!

4. Nos encargamos de salir del baño

¿Qué podría ser peor que tener frío después de relajarse tan bien en un baño? ¿Cuál sería el punto de temblar después de haberse relajado placenteramente? Así que nos anticipamos, y nos ocupamos de salir del baño prestando atención a los detalles clave: proporcionamos una alfombra muy agradable a los pies, suave y absorbente, nos envolvemos en una bata gigante que acaricia la piel, empujamos incluso comodidad hasta que lo has colocado sobre un toallero calefactado, se dispone de chanclas o pequeñas zapatillas para evitar el frío de las baldosas … El bienestar continúa, es ideal para el último tratamiento fundamental baño: crema, ¡para hidratar tu piel!

Confort óptimo, con sábanas gruesas y suaves

5. El bienestar continúa

Los beneficios del baño van más allá del momento en el que te sumerges en el agua y encuentras una agradable extensión en un determinado descanso, en contacto con una manta suave o una toalla de baño suave, según la temporada. Un té en tu taza favorita, un ramo de flores cerca de ti para adivinar un ligero aroma veraniego, todo sentado en el mejor sillón de la casa y rodeado de los cojines más suaves. Porque si estás en el baño del bienestar … ¡De ti depende quedarte allí!