Tutorial: una vela perfumada de lavanda

¿Cómo hacer una vela con lavanda?

En lugar de comprar velas perfumadas, ¿qué tal si las haces tú mismo? Esto es lo que te ofrecemos con este tutorial que te permite hacer una vela con el dulce aroma de la lavanda. Ya sea que esté usando cera de velas viejas o cera vegetal ya preparada, ¡encontrará que el diseño de velas no es demasiado complicado! Descubra los diferentes pasos para crear una vela con aroma a lavanda.

Material:

  • Virutas de cera (cera de soja, cera de abejas o velas viejas sobrantes)
  • Frascos de vidrio (tipo bote de yogur)
  • Mechas de velas
  • Un palillo de madera (o cualquier otro utensilio que pueda mezclar cera caliente)
  • Aceite esencial de lavanda
  • Flores y ramas de lavanda secas
  • Pistola de silicona
  • Un botón de costura y un lápiz (para sujetar las mechas de las velas en los frascos)
  • Una cacerola y un recipiente de vidrio (para cocinar la cera al baño maría).

Paso 1: pega la lavanda decorativa

En primer lugar, recuerde esterilizar bien su equipo antes de usarlo. Una vez limpios y secos, los frascos de vidrio se pueden adornar con lavanda. Para ello, corte algunas ramas y flores de lavanda. Toma la pistola de pegamento caliente y fija la lavanda en las paredes de los frascos.

Paso 2: arregla las mechas

Para colocar las mechas de las velas de manera que permanezcan rectas cuando vierte la cera caliente, aquí hay un consejo para recordar. El objetivo es colocar la mecha en el fondo de la olla, puedes usar un botón de costura para pegarlo al final de la mecha. Para asegurarlo a la altura de la olla, use un lápiz y cuelgue la mecha con un trozo de cuerda. ¡Tu mecha ahora debería estar recta!

Paso 3: derrita la cera

Derrita sus virutas de cera (o los restos de sus velas viejas) en un recipiente de vidrio utilizando la técnica de baño maría. Mezcla tu preparación hasta obtener un líquido homogéneo.

Paso 4: llena los frascos

Vierta la cera derretida en sus frascos de vidrio (no olvide los guantes para no quemarse). Para obtener velas perfumadas, agregue unas gotas de aceite esencial de lavanda. Cuente diez o más gotas dependiendo de la fuerza del perfume que desee. Mezclar con un palillo de madera. También puede agregar algunas flores de lavanda (u otros pétalos de flores) para inmortalizarlas en la cera de la vela.

Paso 5: ¡paciencia!

¡Todo lo que tienes que hacer es ser paciente! Deje reposar sus preparaciones y déjelas secar al aire, preferiblemente dentro de la casa en un lugar fresco. Evita el frigorífico porque el más mínimo choque térmico podría arruinar todos tus esfuerzos. ¡Después de unas horas de espera, sus velas perfumadas de lavanda están listas para usar!

Bono: para colmo, puedes personalizar tus macetas con rafia, hilo de lana o incluso con cinta adhesiva.