¡Todos queremos platos de gres!

La piedra arenisca cruda, natural, resistente y accesible impone su encanto al arte de la mesa. Grandes marcas y diseñadores se dejan seducir por su look retro y refinado, en línea con la tendencia actual. Más fuerte que la porcelana, más rústico que la loza, el gres nos hace querer renovar nuestra vajilla de inmediato …

Gres, la estrella de las mesas de moda

La piedra arenisca, una materia prima en sintonía con los tiempos

En primer lugar, conviene hacer un pequeño recordatorio técnico. El gres es una cerámica, es decir, una arcilla cocida, al igual que la porcelana, la loza y la alfarería. Pero a diferencia de otras terracotas, está hecho de arcilla con un alto contenido de sílice. Durante la segunda cocción, a casi 1300 ° C, la tierra se vitrifica, lo que la hace extremadamente dura y resistente. Mucho más rústico que la porcelana, este material artesanal se presta a formas simples y sin adornos. Cuando no está esmaltado, el gres se declina con mayor frecuencia en tonos apagados como beige, crema, gris o negro. Tantas características que lo convierten en un material perfectamente adaptado al espíritu zen y minimalista que se cierne sobre el mundo de la decoración actual.

¡Piedra arenisca, rústica y elegante!

Un diseño elegante para una mesa de moda

Baste decir que la piedra arenisca es ahora esencial en el departamento de vajillas. Las tazas, vasos, platos, ensaladeras, jarras y jarrones de gres se pueden reconocer por su acabado crudo que combina perfectamente con una mesa de inspiración escandinava o japonesa. En la vida cotidiana, como en una mesa festiva, los platos de gres se colocan directamente sobre una mesa de madera, un mantel de lino o un mantel de mimbre. En contraste con el espíritu del tapete-platería-cristal, la piedra arenisca debe resaltarse con líneas sobrias y otros materiales nobles. Para jugar con la carta de la sofisticación, simplemente agregue cubiertos de diseño, servilletas de lino lavado, un gran jarrón ramificado… ¡E-pu-ré!

Vajilla revisitada por Merci x Serax

Cualidades prácticas y funcionales reales

Pero los atractivos de la piedra arenisca no terminan ahí. Esta cerámica ultrarresistente también tiene las ventajas de poder ir al lavavajillas, al horno e incluso al microondas. Mejor, resiste los golpes de la vida diaria y no corre el riesgo de astillarse en el primer lavado a máquina. ¡No más platos dañados, tazas agrietadas y tazas huérfanas!

Cuando la sencillez es un lujo

Gres, económico y realmente duradero

Finalmente, la vajilla de gres es barata cuando no está firmada por un gran diseñador. Puede encontrar fácilmente servicios muy agradables a precios bajos y en casi todos los estilos. Si bien los platos tradicionales a menudo se rompen demasiado rápido, es probable que duren décadas. Otro buen motivo para sucumbir al encanto de la piedra arenisca …

Vajilla de belleza atemporal