Objetos decorativos negros: 8 ideas para un interior chic y elegante

Haz del negro tu aliado decorativo

El negro es siempre sinónimo de elegancia y refinamiento. Y estas cualidades no son una excepción a la hora de integrarlo en el diseño de interiores. Veamos juntos qué objetos negros integrar en tu decoración para que sea elegante.

Jarrones

Los jarrones siempre aportan un toque de elegancia a una habitación. Entonces, cuando están teñidos de negro, el efecto es más exitoso. Los jarrones negros transparentes u opacos pueden decorar un aparador y una mesa de café. Puedes optar por dejarlos vacíos o optar por colocar flores cuyos colores resaltarán aún más, contrastando con el negro de su contenedor. Se multiplican por diferentes tamaños y formas, así como estilos y materiales para resaltar cada modelo.

Espejos

Los espejos con marco negro suelen mostrar un estilo barroco muy refinado. Así, los trazos adquieren formas redondeadas y originales y se adornan con volutas y arabescos del más bello efecto. Puedes colocar solo uno o acompañarlo de otros espejos del mismo estilo para acentuar el brillo que aporta el espejo a la habitación.

Plumas

Mientras regresan a la decoración de interiores de moda, las plumas se visten de negro para brindar aún más originalidad y elegancia. Todo ello en ligereza, vienen a tener lugar en un fino jarrón que luego parece una extensión de las plumas. Preferiblemente colóquelos frente a una pared transparente o un espejo para acentuar su efecto de luz. Este ramo de lo más original aporta un innegable refinamiento a su habitación.

Una lámpara

Nada como una lámpara negra para aportar refinamiento a una habitación. Ya sea que el negro lo cubra por completo o solo en su sombra, el efecto está garantizado. Una vez iluminado, el encanto del negro continúa, dando a la habitación una luz tan cálida como tenue.

Platos

La mesa no es una excepción a la tendencia del color negro. Entonces, para ofrecer a sus invitados un ambiente elegante, opte por platos negros. Colócalos preferiblemente sobre un mantel con un tono claro para que resalten más. Combínalos con cubiertos de plata para crear un efecto de contraste. Elige platos negros con patrones tono sobre tono que aportarán luz y relieve a tus platos sin restarle elegancia.

Un candelero

Colocado como decoración sobre una mesa o sobre una chimenea, un candelabro negro es siempre garantía de elegancia. Ayuda a traer un ambiente cálido y refinado a la habitación en la que se encuentra. encontrarás candelabros de estilo clásico u otros con un look más moderno. En cualquier caso, no dudes en jugar con el contraste optando por velas de colores como las moradas o las doradas que realzarán aún más el candelero.

Un escenario barroco

Nada como un marco de estilo barroco negro para aportar elegancia a una habitación. Simplemente puedes colgarlo dejándolo vacío, sobre todo en tu revestimiento de paredes que también adopta un estilo barroco, decorado con motivos como los arabescos. De lo contrario, coloque allí una pintura o una foto de su elección, siempre asegurándose de que no prevalezca sobre el estilo de la pintura.

Una silla

Aporta elegancia a tu interior al incluir un sillón negro en tu decoración. En piel o terciopelo, elige un modelo imponente si la superficie de tu habitación lo permite. Su sillón ocupará un lugar central en la habitación y se destacará su refinamiento. Puedes decorar tu sillón con cojines o mantas de colores para darle vida y alivio. El efecto de contraste así obtenido aportará modernismo y elegancia al conjunto.