Lie de vin: 8 ideas para adoptarlo en tu interior

Nuestras inspiraciones para una decoración color vino

Refiriéndose a las lías en el fondo de las botellas de vino, el color lías de vin es un tono gourmet y precioso, moderno y exquisito. Anteriormente rechazado, este tono es ahora uno de los colores de moda para adoptar en nuestros interiores. Caracterizado por un rojo con matices violáceos y azulados, a menudo se confunde con los colores berenjena y marsala. ¡Te damos una visión general de sus virtudes con nuestras 8 ideas para adoptar lías de vino en tu interior!

1. Delimitación de espacios

¿Ya te convencen las lías del vino? ¿A qué esperas para invitarla a tu salón? Nos gusta en una pared como esta inspiración. Aquí, este color de carácter delimita los distintos espacios de una misma estancia al tiempo que contrasta maravillosamente con un predominio del blanco.

2. El arte del detalle

Si por el contrario aún no te atreves a imponer las lías de vino en tu interior, puedes empezar invitándolo en pequeños toques con detalles. Aquí, este color demuestra su voluptuosidad vistiendo las cortinas y algunos cojines. Los patrones son florales, los materiales son suaves y el resultado es para morirse.

3. Oficina inspiradora

Lo ame o lo odie, este color, similar al morado, tiene un fuerte simbolismo que se adapta bien a ciertas habitaciones de la casa. ¡Este es el caso de la oficina! De hecho, el color de la dulzura, la soledad, la espiritualidad, ¡es un gran aliado para calmar las mentes y promover la concentración!

4. En monocromo

De color oscuro e intenso, las lías del vino adquieren un encanto completamente nuevo cuando se combinan con tonos de rosa. Cuando se asegura la elegancia, los pasteles aportan suavidad. Una cosa es cierta, esta tonalidad de colores hace honor a la feminidad y ¡nos seduce!

5. Habitación con encanto

¡Porque es sinónimo de descanso y no presenta indicios de agresividad, el color vino es bienvenido en el dormitorio! Su intensidad aporta calidez a las cortinas y mantas y su lado místico funciona maravillosamente en la ropa de cama.

6. Dúo de personajes

Vino y oscuro. ¡Aquí hay un dúo que detona! Imposible de perder, imponen su estilo y hacen de la elegancia cruda, su forma de batalla. Este rincón del salón lo demuestra con sus paredes gris oscuro y su pequeño sillón color vino que ya no podemos imaginar separados.

7. aterciopelado

Si las lías de vino fueran un material, sin duda sería terciopelo. Suave, generoso y voluptuoso, tantas características que se le podrían dar a las lías del vino como al terciopelo. Obviamente cuando los dos se encuentran como en este sofá, ¡estamos hipnotizados!

8. Atmósfera imperial

Desde sus orígenes, el color del vino tiene este algo de prestigio. Pero también encaja bien en ambientes más relajados como los interiores étnicos. ¿Y por qué no les gusta a ambos en esta habitación de decoración imperial?

Podemos decir que las lías de vino son un gran color cru… ¡Y por una vez, podemos consumirlo sin moderación!