Instale un calentador de agua a gas

Todos nuestros consejos

Instalar un calentador de agua nuevo es siempre una operación delicada y, a menudo, es difícil tomar la decisión correcta. Cuando el usuario opta por un calentador de agua a gas, suele ser por la tranquilidad de la regularidad. Para la instalación, el calentador de agua a gas también es una de las soluciones más simples. De hecho, estos modelos suelen ser de tamaño reducido y peso reducido, sin balón de acumulación.

Calentador de agua a gas: la conexión del gas sigue siendo la más difícil

Para optimizar el uso de su calentador de agua a gas, la persona debe primero prestar atención a la conexión de gas del aparato. En el caso más habitual de una conexión de gas urbano, hay que tener mucho cuidado. Esta parte es la más sensible de la instalación aunque las nuevas válvulas de conexión, una vez colocadas correctamente, ofrecen cada vez más seguridad y hermeticidad.

Mangueras flexibles y de pequeño tamaño

Por otro lado, las conexiones de salida ahora están diseñadas para conectarse a los diámetros de plomería clásicos. Por lo tanto, un individuo puede considerar realizar la instalación por sí mismo. No debemos olvidar la primera ventaja del calentador de agua a gas durante su instalación, la maniobrabilidad. De hecho, el pequeño volumen y el peso reducido permiten considerar varias soluciones de posicionamiento y facilitan la fijación en altura si es el caso. Una conexión final a la electricidad para las pantallas de programación y control y todo está listo.