Equipar una cocina abierta al salón

Lo elegimos sobre todo por el espacio que ahorra. La cocina abierta también es muy popular por su convivencia, ya que está en el centro de toda la actividad de la casa. Crearlo no se puede improvisar. ¿Qué reglas de arreglo y mobiliario, qué consejos de decoración? Siga la guía !

Nuestros consejos:

– Antes de empezar – Elegir un mueble central – Adaptar el revestimiento del suelo – Invertir en el electrodoméstico adecuado – Invertir en la decoración

1. Antes de comenzar

Elegir una cocina abierta es un sesgo real. Muy de moda para abrir espacio, ganar brillo y facilidad de uso, no está hecho para todos. Si crees que lo que pasa en la cocina debe quedarse ahí, o si eres muy sensible a los ruidos o olores de la cocina, sigue tu camino. Para otros, la cocina abierta ofrece muchas ventajas, siempre que piense en su distribución.

2. Elija un gabinete central

Dependiendo del espacio que tengas, tú decides el diseño que prefieres. Por ejemplo, puede configurar una cocina abierta con una barra alrededor de la cual instalar bonitos taburetes: es un buen compromiso para espacios pequeños con el fin de tener un comedor pequeño. Pero también puedes optar por organizar la cocina alrededor de una isla central, incluso más fácil de usar cuando el volumen de la habitación lo permite. ¡Esta opción donde la preparación, la comida y la relajación se unen permite a los cocineros no perder un ápice de conversaciones en la sala de estar y anima a los invitados a ensuciarse las manos! Otra opción es el techo de vidrio, un intermedio para detener los olores mientras deja pasar la luz.

3. Adapte el revestimiento del suelo

La elección del suelo también es decisiva en función de si se quiere delimitar claramente el espacio de la cocina o, por el contrario, incluirlo en la continuidad del salón. En todos los casos, debe respetar la armonía entre los dos espacios. Si opta por el alicatado, tenga cuidado de que no choque con el suelo del salón, por su color, estampados y textura. O opte por un solo revestimiento de suelo para toda la habitación, asegurándose de elegir un acabado adecuado para los salientes de la cocina, por ejemplo, un parquet barnizado o un suelo de resina.

4. Invierta en el electrodoméstico adecuado

Como el espacio está abierto, todo el equipo de una cocina se puede mostrar para que todos lo vean. Hay que ser inteligente y organizado para que el espacio siga siendo agradable, tanto detrás de la encimera como en el salón. Empezando por la campana, imprescindible para cocinar los olores. Elíjalo discreto, tanto en tamaño como en volumen de sonido, o monumental y de diseño, ¡siempre que sea efectivo! Para todos los demás electrodomésticos y utensilios, planifique siempre poder guardarlos, ya sea en el almacenamiento de la barra o en la isla central.

5. Invierte en decoración

Quien dice cocina abierta dice sala de estar, donde es bueno intercambiar y relajarse más allá de la simple toma de comidas. Para que sea cálido, en la continuidad del salón, no dudamos en aportar toques decorativos reales. Por ejemplo, nos encargamos de la iluminación, sobre la encimera o con una bonita lámpara de pie, objetos decorativos como tarros vintage o cajas de almacenaje, pero también plantas para hacer el espacio aún más acogedor.