El kit de picnic perfecto

Los hermosos días se han asentado, ¡las ganas de un picnic son más fuertes que nunca! En la orilla del agua, en tu jardín o en medio de la naturaleza, debes apostar por lo esencial y los accesorios adecuados para que tu picnic sea elegante y exitoso. ¡Aquí está el kit perfecto en cuatro puntos esenciales!

Una bonita canasta para llevar tu picnic.

Hace buen tiempo, todas las luces están en verde para organizar tu picnic, con amigos o familiares. Tu necesitas un cesta de mimbre tejida, anticuado, para deslizar en el almuerzo y los platos. Elige un modelo práctico en el que todo encaje para no multiplicar los contenedores a transportar. Proporcione una bolsa o portabotellas, un enfriador suave aislado para mantener frescos los líquidos y algunos productos. Por último un termo para mantener caliente el café o por el contrario un té helado muy frío.

¡Tan clásica como esencial, la canasta de mimbre es para cualquier picnic!

Vajilla tan estética como práctica para picnics

Quién dice picnic chic, dice platos no desechables. Sobre todo si eres fanático de los almuerzos al aire libre y quieres cuidarlos. No se trata de llevarse el servicio de tu abuela, en cambio piensa en la vajilla de melamina, que tiene la ventaja de ser ligera y resistente, además de aportar color. O a platos y vasos acrílicos que tienen las mismas ventajas. En cuanto a la cubertería, aparte del juego de acero, con tenedor y navajas nido, planea un cuchillo que corta bien, del tipo Opinel con hoja retráctil, y una limonada, el famoso modelo de sacacorchos que incorpora un abrebotellas, dos imprescindibles que tienden a ser olvidados.

Una magnífica vajilla de melamina para los reyes del picnic.

Un mantel y servilletas para alegrar tu merienda veraniega

Para los almuerzos en la hierba, e incluso en la arena, nunca te vas sin un Manteles . Para un ambiente campestre, optamos por cuadros vichy, rayas o estampados étnicos. Prefiera un mantel revestido, un hule o incluso una estera tejida, para poder lavarlos fácilmente. Para momentos de relajación, agregue una manta o dos, o incluso tapetes suaves para una siesta. En cuanto a las toallas, opta por el rollo de toallas desmontables y lavables, que no se desprenderán con la primera ráfaga de viento.

¡Un bonito mantel colocado sobre el césped y estás afuera como en casa!

Accesorios decorativos para un cómodo picnic

Sin caer en la panoplia completa con mesa y silla, un picnic puede ser cómodo con algunos accesorios prácticos y que ahorran espacio. Una bandeja plegable quedará perfecta como centro de mesa. Eventualmente puedes colocar platos para compartir y vasos. Por otro lado, para la comodidad de los invitados, no ignore la cojines , ¡también te serán muy útiles durante la siesta! O cojines clásicos con asa integrada o cojines de suelo ligeramente más gruesos, sobre los que sentarse, especialmente si el suelo es duro. No olvide su sombrilla si no está seguro de encontrar un lugar a la sombra, esto le permitirá colocar una hielera y un termo fuera del sol, o albergar uno o dos invitados sin sombrero.

¡Para un picnic acogedor, invitamos a los cojines!