DIY Deco: una divertida y colorida guirnalda de pompones para la habitación de tus hijos

Decora la habitación de tus hijos con gusto

No siempre es fácil encontrar decoraciones para la habitación de tus hijos que no se vean demasiado bebé o que no sean demasiado caras … Con este DIY paso a paso, aprende a hacer una divertida y colorida guirnalda de pompones para la habitación de tus hijos!

Guirnalda de pompones divertida y colorida: ¿qué vas a necesitar?

Para este tutorial necesitará:

• un trozo de cartón de 7 x 5 cm;
• un par de tijeras ;
• una aguja de lana
• una o más ovillos de lana de colores.

Para este bricolaje, decidimos utilizar colores mezclados para lana, amarillo y verde. La tercera bola es un blanco moteado, perfecto para atar todo. Si quieres optar por una versión más económica de este DIY, no dudes en usar los trozos de lana que ya tienes en casa. Absolutamente puedes usar más o menos colores de lana. En cuanto al trozo de cartón, ¡también puedes optar por el reciclaje! Elígelo bastante rígido de todos modos.

Guirnalda de pompones de bricolaje: paso a paso

1- ¡Enrolla!

Comenzamos enrollando un hilo de lana alrededor del cartón, en la dirección del ancho. Recomendamos unas veinte vueltas para obtener el mismo resultado que nosotros, ¡pero puedes hacer pompones más gruesos! Solo recuerda realizar el mismo número de vueltas cada vez para mantener la consistencia en el volumen de tus pompones. Una vez alcanzado el grosor deseado, cortar el hilo de lana.

2- Asegura el pompón

Corta un pequeño hilo de lana de unos 15 cm de largo. Pásalo por la aguja. Este último te ayudará a pasar el hilo detrás de los demás. Una vez que este último esté en su lugar, retire la aguja. Haz un nudo apretado en la parte superior de tu bobinado.

3- ¡Corta!

Una vez que los hilos estén bien unidos entre sí, puede cortar los hilos del lado opuesto. Deslice la hoja de las tijeras debajo de la lana y corte tirando de los hilos lo más lejos posible para asegurarse de que las hebras de lana tengan una longitud uniforme.

4- Haz tu primer pompón

Ahora terminas con una especie de pequeña araña de lana atada en el medio. Sostén a tu criatura en posición vertical y pasa los hilos superiores sobre el nudo. Sostenga la cabeza de su pompón firmemente y asegúrela con un hilo de lana rodeándola varias veces. Termina con un nudo muy fuerte. Finalmente, empareja todas las hebras del pompón con unas tijeras.

5- Empezamos de nuevo

Ahora que sabes cómo hacer un pompón, ¡tú decides! Haz tantas como quieras, en tantos colores diferentes como desee. Aquí, optamos por una pequeña guirnalda decorativa para colgar en la pared sobre un escritorio, por lo que hacemos cuatro pompones de cada color, 12 en total.

6- ¡Ponte!

Una vez hechos todos tus pompones, corta un hilo de lana del largo de tu futura guirnalda, 1 m 20 para nosotros. Pásalo por la aguja y enhebra los pompones en el orden que quieras, sin empujarlos del todo.

7- Distribuye los pompones

¡Todos tus pompones están enhebrados en su soporte! Ahora será necesario distribuirlos bien, para una guirnalda homogénea y estética. Piense también en “rediseñarlos”.

Todo lo que tienes que hacer es encontrar un lugar para tu guirnalda

Tu divertida y colorida guirnalda de pompones está terminada. Todo lo que queda es encontrar un lugar agradable para ello. ¿Por qué no en la pared sobre la cama de un niño o para alegrar un rincón de cambiador? ¡Deja volar tu creatividad!

¿Hiciste esta bonita guirnalda colorida? ¡Comparte tus fotos en nuestra página de Facebook!