Discurso de bienvenida a un evento religioso

Si eres pastor, líder de la iglesia o asistente, una de tus responsabilidades es escribir un discurso de bienvenida a un evento religioso. Este es uno de los temas importantes al inicio, porque no solo das la bienvenida a los miembros nuevos y antiguos de la iglesia, sino que también marcan el tono del mensaje. Las palabras correctas atraerán a todos los miembros de la congregación.

A continuación encontrarás unos ejemplos de discurso de bienvenida para un evento religioso para que los puedas copiar.

Ejemplo discurso de bienvenida a n evento religioso

Queridos amigos, invitados, hermanos y hermanas,

Permítanme aprovechar esta oportunidad (colocar el nombre del lugar de culto) para dar la bienvenida a todos aquí hoy.

Como siempre, fue maravilloso ver todas las caras familiares de nuestros amigos y todos los miembros especiales de nuestra iglesia. Sé que se unirán a mí esta mañana para dar una cálida y sincera bienvenida a todos nuestros nuevos miembros y a cualquier visitante que pueda unirse a nosotros hoy. Bienvenidos sean todos. Que este ministerio y tu iglesia te permitan crecer espiritualmente.

Confiamos en que el mensaje de hoy lo inspirará y alentará nuestras vidas mientras compartimos juntos la armonía. Que su carga sea aliviada y consolada, y a medida que el Señor revele Su plan y propósito para su vida, sea inspirado y animado a tomar parte activa en uno de los muchos ministerios que esta institución tiene para ofrecer.

Animado por la palabra de Dios: Juan 15:5

“Yo soy la vid, ustedes son las ramas. Si el hombre permanece en mí y yo en él, dará mucho fruto.»

Dios les bendiga y que su luz siga brillando sobre ustedes.

También te puede interesar  Ejemplos de carta de reclamo por cobro indebido

Discurso de bienvenida a un evento religioso: Servicio dominical

Buenos días y bienvenidos a [nombre de la iglesia].

Nos alegra que hayas elegido este lugar de culto para glorificar el nombre del Señor con nosotros.

Si eres nuevo en esta iglesia, queremos agradecerle por adorar con nosotros y le damos una calurosa bienvenida a [NOMBRE DE LA IGLESIA] como nuestros hermanos y hermanas.

Miremos hacia atrás hoy y demos gracias al Señor nuestro Dios con un pasaje del Salmo 100:4-5: “Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza, dadle gracias y alabad su nombre. El Señor es bueno y amable Su amor es eterno, su lealtad perdura de generación en generación.

Un ejemplo de un discurso en un bautismo

Nos reunimos aquí hoy para celebrar la purificación de nuestros hermanos cristianos. Es posible que ya reconozca algunas caras en este punto. Otros a los que podrías ir un domingo por la mañana. Ya sea que los conozcas o no, nuestro Señor y Salvador Jesucristo los conoce muy bien y vendrá a sus corazones hoy y se quedará. ¡Todos ellos se convierten en tus hermanos y hermanas en Cristo en este día glorioso! ¡Hoy sus pecados serán lavados y expiados, como tú lo hiciste una vez ante nuestra iglesia!

Incluso Jesús de Nazaret se enfrentó a este momento crucial. En Betania, al otro lado del Jordán, Juan el Bautista purificó su cuerpo, como lo haré ahora con los que están delante de vosotros. ¿Puedo conseguir un poderoso Amén?

5/5 - (10 votos)