Principales tipos de lámparas y sus características. Cada tipo de lámpara tiene sus pros y sus contras, y algunas lámparas funcionan mejor en diferentes espacios de una casa. De incandescentes a LED, a menudo se convierten en algo más que un simple objeto de iluminación, sino también de decoración.

El tipo de lámpara y el consumo de electricidad es una pregunta común que siempre aparece a la hora de  comprar lámparas, hay tantos modelos que en ocasiones nos sorprende qué tipo será el más adecuado.

Antes de comprender más sobre cada modelo, es importante conocer el entorno en el que se utilizará la lámpara, comprobar el voltaje (127v o 220v) y prestar atención al consumo de energía. Si la potencia es alta, el consumo de energía también lo será.

En la sala de televisión, sala de estar, dormitorios o en los espacios de “relajación”, la iluminación debe ser más suave para transmitir comodidad y calidez. Lo ideal es utilizar luz amarilla fluorescente, halógena o incandescente empotrada en molduras de yeso.

En los espacios más concurridos de la casa, donde se necesita más atención al detalle y concentración, como oficinas, salas de estudio, cocina y lavandería, la luz blanca compacta fluorescente es la mejor opción para la iluminación difusa, que hace que todo el ambiente está iluminado uniformemente.

Ahora bien, si el objetivo es realzar la decoración, las lámparas halógenas y las incandescentes de filamento son las más adecuadas ya que permiten resaltar un único punto del entorno como piezas u objetos de decoración, cuadros y floreros.

Si ya sabes cuál es el objetivo que quieres con la iluminación de cada ambiente, descubre más sobre cada una de las lámparas.

Incandescente

bombilla incandescente

 

Este tipo de lámpara es muy popular y todavía está presente en la mayoría de las casas. Son de color amarillo claro y duran hasta 1000 horas (vida media corta en comparación con otros tipos). A pesar del bajo precio, tienen una baja eficiencia luminosa en comparación con otras lámparas del mercado, y esto se debe a que convierten la mayor parte de la electricidad (90 a 95%) en calor, y solo un porcentaje muy bajo (5 a 10%) en la propia luz.

Según algunos expertos del sector energético, durante estos años, las lámparas incandescentes deberían ser retiradas del mercado, favoreciendo su sustitución por lámparas más económicas y sostenibles. De esta forma, se evitan los residuos y se reduce el consumo energético.

Lámparas de filamento

bombillas de filamento

El nombre suena un poco extraño, pero el diseño es increíble. Estas lámparas suelen ser incandescentes y también pueden estar disponibles en LED. En este tipo de lámparas, también conocidas como lámparas de filamento de carbono, forma una especie de diseño dentro de la bombilla de vidrio, con una luz menos intensa, pero con un diseño atrevido.

La mayoría de los modelos son regulables (permiten la atenuación) y tienen el mismo tono naranja suave que las incandescentes comunes. Son una reinterpretación de las primeras lámparas creadas por Thomas Edison, en el siglo XIX. La vida media es de aproximadamente 2000 horas.

Fluorescente

luz fluorescente

Las lámparas fluorescentes son hasta un 80% más económicas y duraderas que las incandescentes, con una vida útil que alcanza las 6 a 24 mil horas. Aunque se las conoce como bombillas blancas o de luz fría, ya existen en el mercado algunos modelos de luz amarilla que sustituyen bien a las bombillas  incandescentes.

Se clasifican según su formato: los más antiguos, que generalmente se utilizan en cocinas, centros industriales y comerciales. Son las Lámparas Tubulares Fluorescentes. Las diseñadas para otros ambientes, como oficinas y salas de estudio, son las Lámparas Fluorescentes Compactas, que no son más que una miniatura de las anteriores, desarrolladas para ocupar menos espacio y consumir menos energía.

Sin embargo, no hay ninguna regla. Hay quienes eligen los fluorescentes tubulares para usar en el salón, garaje u otros espacios, así como quienes prefieren los modelos compactos en grandes galpones junto a reflectores. Ambos son una gran opción para garantizar una iluminación de calidad y un ahorro en la factura de la luz.

Halógeno

luz led

Estas lámparas funcionan de manera similar a las lámparas incandescentes, sin embargo, son más potentes, ya que recuperan el calor liberado por la lámpara y reducen la necesidad de electricidad para mantener la iluminación.

Los halógenos son ideales para resaltar la decoración de objetos puesto que funciona mediante un haz de liz dirigido. Es una manera de potenciar puntos concretos en el hogar. Sin embargo, para iluminación general, el uso está incrustado en molduras de yeso.

Las lámparas halógenas han mostrado una gran mejora en la eficiencia energética, ya existen lámparas que son de un 20 a un 60% más eficientes que las tradicionales y con una vida útil que también puede llegar a las 5000 horas de uso. Por tanto, los halógenos están ganando cada vez más protagonismo, pudiendo mantener un nivel constante de claridad.

LED

bombilla led

Las lámparas LED son las más modernas y se eligen cuando se trata de reducción de energía, que puede llegar hasta el 90% del consumo total, que es la gran ventaja. Con unas 50.000 horas de vida útil, hay otra lámpara en el mercado con tan alta durabilidad como las  lámparas LED .

Sin embargo, las lámparas LED aún no han ganado mucha popularidad debido a su alto precio, que es mucho más alto que el de otros tipos. Sin embargo, al ver el rendimiento global, los ahorros a largo plazo terminan superando el precio de costo y terminan trayendo grandes beneficios.

Esperamos que este post aclare tus dudas sobre los tipos de lámparas y los beneficios de cada una, para que elijas el mejor modelo para cada ambiente y ocasión. Combinando función y estética en un solo producto.

Es importante recordar que las bombillas influyen directamente en nuestro estado de ánimo y ciclos de sueño, por lo que elegir el tipo y modelo con cuidado es ideal.

¿Qué les pareció este artículo? ¡Asegúrate de ver otros en nuestro blog !