¿Cómo renovar muebles viejos de madera?

¿Has encontrado un viejo mueble de madera y no sabes cómo cambiarlo? Estás en el lugar correcto ! Limpieza, reparaciones, pintura, personalización y acabados … Te damos todos los pasos clave para renovar y restaurar tus muebles vintage. Qué le dio una segunda juventud …

Paso 1: prepárate

Antes de pensar en renovar tus muebles de madera, ¡debes limpiarlos! No solo tienes que limpiar tu soporte para poder darle un cambio de imagen, sino que este paso también te permite ver si tus muebles viejos están encerados o barnizados. Para hacer esto, simplemente diluya un poco de detergente o alcohol metilado y frote ligeramente los muebles con un paño. Si este último toma el color, significa que sus muebles están encerados. Si no es así, sus muebles están barnizados. ¡Recuerda enjuagar y dejar secar! Si desea quitar la capa de cera, puede usar un desparafinado y frotar en la dirección de la veta de la madera. Si desea quitar el abrillantador de sus muebles, use papel de lija de grano grueso o una lijadora eléctrica para lijarlo. ¿Resultado? ¡Tus muebles volverán a estar crudos y estarán listos para ser vestidos!

Paso 2: reparar

Después de quitar la suciedad incrustada y preparar su soporte, ahora puede reparar sus muebles. Para ocultar las imperfecciones, puede utilizar un yeso especial para alisar la madera. De esta forma, camuflarás cualquier irregularidad como arañazos. Si sus muebles tienen agujeros, ¡tendrá que rellenarlos! Puede utilizar masilla para madera para aplicar con una espátula. Recuerda dejar secar y lijar el exceso para encontrar una superficie plana. Para daños mayores, como un ángulo roto o un agujero más grande que una muesca, puede usar masilla para madera o masilla para madera del mismo tono que sus muebles. Estos le permiten reconstruir las partes faltantes de sus muebles. Se utilizan como masilla para madera y deben lijarse después del secado.

Paso 3: pintar

Ahora que tu superficie está limpia, está lista para recibir algunas capas de pintura … ¡Es el momento tan esperado del cambio de imagen! Antes que nada, asegúrate de quitar las manijas y cajones de tus muebles para pintarlos más fácilmente. Utilice pintura destinada a este fin y aplíquela transversalmente. Es decir, perpendicular a la veta de la madera y luego en la dirección de la veta. En cuanto al material, puedes utilizar un rodillo para la mayor parte del trabajo y un pincel para pintar las esquinas. En todos los casos, planifique una segunda capa para que sus muebles sean más resistentes. Recuerda dejar secar entre capa y capa sin esperar demasiado. Efectivamente, no conviene dejar más de 48 horas de secado. Para que la segunda capa se adhiera más fácilmente, recuerde astillar suavemente la madera. ¿Cómo? ‘O’ ¿Qué? Lijar ligeramente con papel de lija de grano fino para suavizar las pequeñas burbujas de pintura. ¡Vaya con cuidado para no quitar la capa de pintura!

Paso 4: personalizar

¡Tus muebles están casi listos! Todo lo que tienes que hacer es trabajar en los acabados. Para personalizarlo, ¡tienes muchas opciones para elegir! Puede pintar patrones geométricos con plantillas o cinta adhesiva. Asimismo, puedes divertirte pintando parte del mueble de otro color. Pensamos, por ejemplo, en los pies o incluso en los cajones. ¿Prefieres la autenticidad de un mueble envejecido a la modernidad de un mueble pintado? ¡Nada le impide patinar sus muebles! Para empezar, (re) descubre nuestro artículo sobre la tendencia de los muebles patinados. Más allá de la pintura, puedes renovar tus muebles de madera cambiando las manijas o los ojales. ¡Aquí hay un detalle que puede marcar la diferencia! Finalmente, si no tienes el alma de un manitas y pintar no es tu hobby, considera usar trozos de papel tapiz o pegatinas adhesivas para personalizar tus muebles. Para darte una idea, puedes inspirarte en el DIY de Adeline Klam para el que la diseñadora usó papel japonés para cubrir las fachadas de sus muebles. Y el resultado es para morirse, ¿verdad?

Paso 5: proteger

Último paso antes de disfrutar de tu nuevo mobiliario: ¡los acabados! Para proteger tus muebles, tendrás que elegir entre barniz, cera o aceite. ¡Y dependiendo de tu elección, el resultado no será el mismo! La cera y el aceite son ideales para mantener el espíritu natural de la madera, mientras que el barniz le da un aspecto más satinado. ¿Ha vuelto a pintar sus muebles en color? Prefiera un barniz mate que no cambie el color de la pintura. Y tú, ¿cuáles son tus consejos para renovar muebles antiguos de madera?