Cómo reanudar la escritura después de un descanso

Cómo comenzar a escribir sin suponer más en ello. Es viable que octubre nos haya sacado del apuro. Septiembre pasó sin mal ni gloria y aún no nos hemos puesto en compromiso totalmente con la escritura. El verano es un instante complicado en ese sentido. Entonces, quizás todavía no hayas escrito bastante. Ahora, se proponen ciertos avisos que le van a ayudar a volver a la normalidad.

CÓMO REESCRIBIR COMO UNA FLECHA

Escribí este artículo cerca del verano para mis suscriptores, sé que es un poco tarde aquí, pero debe tener alguna virtud estar suscrito a mi reporte. Si deseas recibir artículos como este en única, no tengas dudas en registrarte en este link. Además va a recibir un manual corto y conciso acerca de cómo escribir un libro. ¡Vamos a por ello!

El hecho es que el la preocupación no te permite, aún no empezó a escribir varios artículos de razón que ha leído (aqui te dejo uno que complementa a esta perfectamente). Sientes que esa historia que tienes a medias, terminada o por empezar se pierde como arena en tus manos solo porque no te propones a comenzar a escribir de manera regular, día tras día.

Te entiendo mejor de lo que piensas, todos estuvimos ahí en algún instante, por eso te voy a ofrecer el consejo que trato de utilizar yo mismo en esas ocasiones. Vamos para allá.

Este artículo tiene tres fases: consejos que asisten a todos a motivarlos a llevar a cabo algo, escribir o tocar la armónica; pautas en general solo para escritores y sugerencias particulares para el instante exacto de su desarrollo creativo.

CONSEJOS GENERALES PARA REESCRIBIR

Hayamos ido con el primero. Piensa que es la primera oportunidad que los lees que estoy feliz. Como si no los hubieras visto en los 100.000 artículos sobre el tema en internet, vamos:

  • Come bien otra vez.
  • Vete a la cama a tu hora.
  • Intenta dejar la cerveza.
  • Hacer algo de deporte.
  • No se confunda, a nadie le agrada volver de vacaciones.
  • No te castigues, es habitual que te cueste.
  • No te exijas bastante más de lo que consigas ofrecer.

Todo lo mencionado te va a asistir bastante a volver a la rutina sin ofrecerte cuenta. Además, no está tan mal, la vida es rutina, deja de suponer que lo destacado de vivir son las vacaciones o las considerables aventuras. No, tu vida es el todo el tiempo, trata de ofrecerte por lo menos una degustación cada 24 horas.

CONSEJOS GENERALES PARA ESCRITORES

Crea una rutina de escritura, puedes utilizar el calendario pre-verano si te fué bien y tienes el mismo horario escencial. Eso sí, si no escribiste bastante más de una vez por semana y llevas cinco años con la novela, entre otras cosas, no merece. Lo que es necesario para ti es enviarme un mail y te ayudaré.

También te puede interesar  Ejemplos de palabras de bienvenida a un evento

Suponiendo que no te haya dado gusto el previo o por el momento no te ande, haz uno según el tiempo que consigas dedicar a escribir. Sea verdadera y marque las horas a sabiendas. Es bastante superior que sea una hora día tras días que diez consecutivas al día. Pero eso es dependiente de cómo sea el trabajo y de lo que necesites, por eso aquí piensas.

SOBRE TODO CONSTANCIA

Cuando tienes claro el tiempo que puedes dedicar una semana, cuando llega ese instante, te sientas frente a la PC. Sin excusas. Pasando por prominente esa voz que te miente en tu cabeza. El que dice que tienes otras cosas que llevar a cabo. Cierra tu cabeza al exterior, completamente. Olvídate de todo y comienza a escribir. El día en que no logre escribir, comprobar individuos, documentarse, leer sobre lo que está escribiendo o corregir lo que ya escribió. Siga ese calendario literalmente y omítalo solo por fuerza más grande.

Cuando hayas predeterminado la rutina, te va a ser más complicado interrumpirla. El primer mes es escencial para esto.

NO TE PRESIONES

No es requisito que llegue a las 5.000 expresiones al día. Tienes que escribir la mayoria de las veces que te sientes, pero no te coloques misiones que no consigas cumplir ni te presiones para escribir situaciones como si fueran pan ardiente. La historia tiene sus propios tiempos, hay situaciones que fluyen y situaciones que tu cerebro requiere más para escribirlas, no lo abrumes.

Lo mismo sucede con libros de otro tipo, como los ensayos, hay instantes en los que tienes claro hacia que lugar ir y otros en los que no encuentras la clave de esto para que un tema sea tan redondo como deseas. Tu cerebro, aunque no lo sepas, está intentando encontrar resoluciones, deja que las encuentre a tiempo, sin presionarlo bastante.

Escribir no es una cuestión que se logre limitar en el tiempo, cada libro tiene sus márgenes y tienes que respetarlos.

Con esto no estoy diciendo que si no te gusta sentarte a escribir, debas alejarte de bastones o ponerte lavadoras. Todo lo opuesto. Te sientas a trabajar y pasas ese tiempo en el trabajo, inclusive si no estás avanzando.

MANEJA EL MIEDO A NO HACERLO BIEN

Y, lo de mayor relevencia, olvídate del miedo a no llevarlo a cabo bien. Deseas que todo sea especial y esa presión te paraliza porque piensas que hoy no es el día. Eso es soberana estupidez, estás oyendo esa voz que miente. Es malo. Usted puede. Seguramente no es el día, pero jamás lo es y si no te sientas tampoco lo vas a saber. Redacta sin inquietarte por esto. Total, nada será redondo hasta que lo corrijas, es de esta forma. La verídica magia se hace en rectificación. Palabra del editor.

CONSEJOS ESPECÍFICOS PARA TU PROCESO CREATIVO

En este momento vamos a los datos de tu desarrollo creativo, para ver cómo te va con tu libro o tu viable libro. Luego de suponer en el tema, he llegado a la conclusión de que hay 4 ocasiones hipotéticas en las que puedes estar:

  • Cuando te fuiste de vacaciones tenías un trabajo a medio hacer
  • Te fuiste con el libro terminado y en este momento es el instante de corregir.
  • Te fuiste con una aceptable iniciativa que todavía no has establecido.
  • Te fuiste como viniste, sin nada.
También te puede interesar  Palabras bonitas para despedir a una directora que se jubila

TIENES MEDIA NOVELA

Si estás de los que se fueron de vacaciones con una media novela, entrégate a eso que sabes … (es broma, pero poco) Te valdrá volver a comprometerte a escribir sin más. Tienes que releer por lo menos los últimos capítulos, yo va a ir más allá y leería todo lo que he escrito. Si hiciste bien tus deberes en vacaciones no debes haber planeado en nada y tu cerebro te lo va a agradecer con unas situaciones fabulosas, pero todavía deberás asistirlo algo más para que logre ofrecer lo destacado de sí mismo. ¿Qué mejor asistencia que ponerlo en background?

Sí, sé que llevas unos días en una circunstancia tensa: tus individuos te miran inquisitivamente y levantan los brazos con las palmas hacia arriba. Se encogen de hombros y se preguntan qué diablos estás realizando. Están hartos de estar todo el verano sentados en ese sofá, de esa media conversación, en medio del desafío por el abandono de su apasionado o, peor todavía, próximo de ser atropellados por un ómnibus. Y mientras, no deja de caminar por la vivienda, sin poder sentarse a arreglar sus inconvenientes. No sé si te perdonarán, pero tienes que intentarlo.

SI ESTAS ESCRIBIENDO UN ENSAYO

Si esto te suena a chino porque estás escribiendo un ensayo, no te impacientes, además lo hay para ti. Las canciones son las mismas, requieren un hilo conductor que no venía antes y que en este momento se te ha escapado o no tienes idea a dónde vas verdaderamente. Solución: vuelva a leer los últimos capítulos. Si las musas, esos cabrones, no vengan; lee desde el inicio y deja que tu cerebro lleve a cabo su magia.

Y dirás, bueno, él nos comunica lo mismo a todos, bueno, sí. Es que en esa circunstancia no hay nada más que decir, no hay fórmulas mágicas, ni misterios que te pongan en órbita en un segundo. No queda más remedio que releer.

«Oh Dios, ¿realmente escribí esto antes del verano?» ¿Y quién es ese hombre? ¡Ah, cállate! ¡El protagonista! ¡Oh!

LEE LO QUE YA HABÍAS ESCRITO

La situacion es que si te sientas en oposición al PC como de práctica, vas a ver que al cabo de unos minutos por el momento no recuerdas nada. Por eso abre la obra y lee, no te impacientes, no estás perdiendo el tiempo para nada, estás prestando asistencia a tu cabeza a continuar creando, le estás dando más leña para que su fuego sea profundo. Lo vas a llevar a cabo realmente bien luego. Escúchame.

HAS PERDIDO A TUS PERSONAJES

Si dejaste la novela a la mitad, pero tus individuos además se fueron de vacaciones para no volver nunca, lo tendrás muchísimo más difícil. Frecuenta ocurrir cuando aún no creó suficientes links con ellos. No los ha constituido muy ahí y se vuelven borrosos tan rápido como se otorga la vuelta. Entonces, luego de leer todo lo que hiciste, empieza a suponer en cómo son todos los individuos. Como no lo hizo antes, va a tener que llevarlo a cabo en este momento. Está bien, lo vas a hallar. únicamente debes poner algo más de intención.

También te puede interesar  Carta de solicitud de beca para maestría

En ocasiones pasa, principalmente cuando es tu primera novela. Nada que no se logre solucionar con interés y ganas. Por eso hayamos ido ahí. Haz una clase de tarjeta con los individuos, redacta todo sobre ellos y haz un bosquejo de su historia. Después composición la novela. Un esquema fácil va a servir. Sé que es un tostón, pero si deseas escribir algo positivo, tienes que elaborar bien el ámbito. Si perdiste de vista a tus individuos es porque no hiciste una aceptable base y tienes que rematarla en este momento.

Tienes que sacarte esa historia de la cabeza y lo vas a llevar a cabo. Piensa en la sensación de haber terminado, cómo te vas a sentir cuando poseas tu libro en tus manos, eso te apoyará a reestablecer prácticas.

DEPENDE DE TI CORREGIR

Si te fuiste con el libro terminado y en este momento es el instante de corregir, estás de suerte, únicamente debes volver a buscar la rutina, no descuides los primeros consejos que te doy, importan. Piensa que lo hiciste realmente bien. De hecho, si aún tienes a todos los individuos viendo adelante, si te siguen mandando advertencias, si recuerdas muy bien la historia, déjala y comienza a llevar a cabo otra cosa. El trabajo todavía no está preparado para que lo corrijas.

YA TIENES LA IDEA DE EMPEZAR A ESCRIBIR

En la situación de que te fueras con un concepto en la cabeza, además es muchísimo más simple. únicamente debes entablar una rutina y, más que nada, prepararte bien para comenzar a escribir. No quiero oír comentar de individuos que se desvanecen con el primer cambio; de construcciones en ruinas. Llevar a cabo construcciones anteriores es un rollo agregada, perfilar individuos además, pero por lo menos en tu cabeza tienes que tener todo eso listo antes de ponerte.

ANTES DEL DESCANSO TODAVÍA NO TENÍAS NADA Y AHORA TAMPOCO

He dejado la más reciente circunstancia hipotética para el desenlace. Si está en este punto, puede leer lo previo. Y sucede que antes de las vacaciones no tenías nada y en este momento tampoco. Lo más alto que consigues son ideas vagas que van y vienen, pero jamás puedes llevarlas a cabo. En esta situación, no tengo suficientes datos para guiarte. No tengo una bola de cristal aquí que me diga qué llevar a cabo de esta forma sin entender nada más sobre ti.

Pienso que cuando eso pasa es porque no hay un impulso real de escribir, falta algo. Probablemente halla mil causas para que te encuentres en esta circunstancia y quizás no poseas esa necesidad o solo necesites un reducido impulso de algo para ponerte, pero no quiero aventurarme en ninguna dirección sin comprender los hechos. . Escríbeme si deseas y lo observaremos con atención.

¿Te ha resultado útil este post?