¿Cómo protejo la pared detrás de mi estufa?

El equipo editorial te responde

Pregunta:

>

Respuesta: utilice ladrillo refractario, losas de hormigón celular o paneles de protección de paredes de acero.

Existen varias soluciones efectivas y estéticas para proteger una pared detrás de su estufa. El ladrillo refractario le dará un poco de aire de jardín a tu chimenea. Las losas de hormigón celular se prestan bien a los interiores contemporáneos, a la vez que aíslan perfectamente con propiedades resistentes al fuego. En particular, pueden recubrirse con pintura técnica de alta resistencia térmica. También hay paneles de protección de paredes de acero, incluida una capa de aislamiento térmico en el lado de la pared, que evita que las paredes se ennegrezcan. A veces, los fabricantes e instaladores de estufas ofrecen este tipo de producto. También tenga en cuenta que una distancia mínima entre la estufa y una pared es obligatoria y varía según el tamaño y modelo de su estufa.