¿Cómo montar tu baño?

No nos vamos a mentir, acondicionar un baño para que sea funcional y agradable es un desafío. Espacio limitado, limitaciones técnicas, mobiliario adaptado, tantos elementos a tener en cuenta para pensar mejor en tu mini spa personal. ¡Aquí tienes 5 reglas de oro para un diseño optimizado de tu baño!

reglas de oro

– Optimice el espacio del baño – Respete las limitaciones técnicas – Facilite la limpieza y el mantenimiento – Juegue con la luz y los colores – Diviértase con la decoración

1. Optimiza el espacio del baño

La regla número 1 para diseñar un baño es optimizar el espacio. Esto comienza con la elección de muebles que te permitirán ahorrar espacio (por ejemplo, evitamos el lavabo doble en un baño pequeño). Teniendo en cuenta la forma de la habitación, también conseguirás una distribución óptima: un baño no se configurará de la misma forma si es cuadrado o todo en longitud. Y si tu baño es espacioso, ¡opta por la bañera o incluso el lavadero integrado!

2. Respete las limitaciones técnicas

A la hora de acondicionar un baño, hay una serie de reglas de seguridad a seguir, comenzando por la instalación eléctrica. Los enchufes eléctricos deben instalarse a una distancia mínima de los puntos de agua, para evitar cualquier riesgo. Asimismo, desde un punto de vista práctico, se recomienda tener en cuenta una distancia mínima entre los elementos del baño para facilitar el movimiento: 60 cm por ejemplo delante de la bañera, el lavabo o la ducha para moverse sin estorba.

3. Facilitar la limpieza y el mantenimiento

Si hay una habitación donde los materiales están sujetos a restricciones específicas, es el baño. Así que decóralo con muebles de calidad, cuyos acabados sean resistentes a la humedad. Porque la madera es fina, siempre que esté tratada y sea apta para el baño. También facilite el acceso para la limpieza eligiendo un mueble lavabo suspendido y estantes altos. Por último, no olvide proporcionar un almacenamiento práctico: cestas, ganchos y toalleros térmicos.

4. Juega con la luz y los colores

Para diseñar su baño, ya sea grande o pequeño, utilice todos los consejos posibles e imaginables para aumentar el espacio. Lleva la luz gracias a una iluminación adaptada y modular según tus usos. También atrévete con la acumulación de espejos y el espejo XXL en la puerta para poder mirarte de pies a cabeza. En cuanto a los colores, elige colores claros para respirar espacio, o por el contrario oscuros si quieres crear un ambiente íntimo.

5. Diviértete con la decoración

No nos olvidamos de la última regla imprescindible para diseñar un baño a tu medida: ¡la decoración! Cuanto más hayas elegido muebles y materiales que te atraigan, más fácil te resultará dar los toques finales a tu decoración. Lámpara vintage y repisa minimalista para un baño retro-escandinavo, o más bien un banco de madera y ropa de baño de color natural para un baño estilo Zen, cada detalle cuenta. Una consigna: ¡Date un capricho!