¿Cómo limpiar tu parquet?

Las mejores técnicas para el mantenimiento de su parquet

Un suelo de madera aporta mucha calidez y estética a una estancia, pero dependiendo del tipo de parquet utilizado, conviene limpiarlo adecuadamente. Te damos las mejores técnicas para mantener y conservar tu parquet el mayor tiempo posible.

Limpiar un parquet vitrificado

La capa de barniz que protege la madera de los suelos vitrificados hace que su mantenimiento sea bastante sencillo, se ensucian menos rápido, se desgastan menos. Para limpiar un parquet vitrificado, es aconsejable quitar el polvo al menos una vez a la semana con una escoba de microfibra o un aspirador. Finalmente, cuando sea necesario, puede limpiar su parquet con una fregona o una fregona ligeramente húmeda y empapada si es necesario con un limpiador suave especial para parquet vitrificado. Sin embargo, tenga cuidado, el parquet vitrificado no tolera bien el agua. Asegúrese de escurrir su escoba o trapeador tanto como sea posible.

Pulir un piso encerado

Los suelos encerados tienen un olor inimitable pero son bastante frágiles y pueden ser resbaladizos, por lo que tienden a desaparecer en favor de otro tipo de suelos. Sin embargo, limpiar tu parquet encerado a diario es bastante sencillo y fácil ya que basta con quitar regularmente el polvo (con una aspiradora por ejemplo) y luego pasar una escoba de microfibra apenas húmeda y muy escurrida y ya está. ! Si es necesario, frote una mancha con una esponja y luego recuerde aplicar su cera nuevamente en la parte limpia.

Lavar un parquet aceitado

Los pisos aceitados son bastante sólidos porque están cubiertos con dos capas de aceite, pero requieren un mantenimiento regular, eliminando el polvo regularmente. Finalmente, una vez al año, se debe volver a lubricar el parquet. En caso de manchas, puede limpiar con una esponja húmeda y una gota de jabón neutro, luego secar.