Sabes ¿Como limpiar suelo laminado? Este producto que desde hace unos años se encuentra de moda en la decoración de un hogar u oficina, cuenta con una serie de productos y las técnicas que necesitas conocer para su limpieza y que a continuación, te contamos más.

como-limpiar-suelo-laminado-1

Limpiar los suelos laminados es muy sencillo y rápido de hacer

Como limpiar suelo laminado: producto, técnica y mucho más

Los suelos laminados suelen más durables y con menor mantenimiento que otros, debido a que la superficie es dura y es previamente sellada para que no se manche con facilidad. Limpiarlos es muy sencillo, ya que se puede emplear una mopa húmeda con detergente luego de aplicar la aspiradora.

Un punto que debemos resaltar ante de continuar, es que las superficies de melanina no permiten que la suciedad se pegue a este, evitando la propagación de bacterias y enfermedades, ayudando a mantener un ambiente saludable en el hogar. Sin embargo, esto no quiere decir, que no necesita ser limpiado.

Para evitar cualquier tipo de propagación de bacterias y virus sobre las superficies, es importante seguir los consejos que te daremos a continuación, sin necesidad de emplear productos químicos especiales y peligrosos.

Pasos para limpiar correctamente el suelo laminado

Como dijimos anteriormente, es un suelo fácil de limpiar, por lo que no es necesario una gran cantidad de pasos para llevarlo a cabo. Solo debes:

  1. Elimina con ayuda de una mopa, aspiradora o escoba todos los restos de arenita, polvo o residuos que caen al suelo.
  2. Seguidamente, elimina las manchas y desinfecta con una fregona o microfibra húmeda, acompañado de un producto diseñado para el parquet o laminado.
  3. En caso de que las manchas persistan, selecciona un producto para eliminar las manchas permanentes del laminado y humedece un paño de microfibra. Pásalo en la zona hasta retirar la mancha.
  4. Si quieres que tus laminados brillen, cada 15 días aproximadamente pasa una mopa con un producto específico para esta tarea.

Estos pasos se deben repetir tantas veces sea necesario durante la semana. Es importante que no se emplee una fregona húmeda, ya que el laminado se puede dañarse con el pasar del tiempo a causa del agua.

Si tus laminados son nuevos, siempre es recomendable ver las indicaciones que los fabricantes ofrecen, pero también puedes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Cuando caiga sobre la superficie cera de vela, deja que endurezca y retira con un raspador de plástico sin filo para evitar que se raye.
  • Quita las manchas de plástico, goma y tacones con ayuda de un poco de acetona y paño seco.
  • Al verter líquido, es necesario que limpies rápidamente la superficie para evitar daños mayores.
  • Elimina la pintura, betún y tinta con ayuda de un paño humedecido con acetona, esencia de vinagre o disolvente de pintura.
  • La mayoría de las manchas se pueden quitar con ayuda de un paño seco o humedecido con un poco de desinfectante suave.

¿Cuáles son los productos que no se pueden colocar en los suelos laminados?

A diferencia de otras superficies, los suelos laminados no pueden ser limpiados con todo tipo de productos, sobre todo aquellos que posean:

  • Lejías.
  • Ceras.
  • Abrillantadores que se deben aplicar con movimientos fuertes sobre la superficie.
  • Disolventes o desinfectantes fuertes.
  • Residuos de soluciones de limpieza.

Consejos para cuidar los suelos laminados

  • Protege las zonas de mayor tránsito para que no se desgastes, es decir, la entrada del hogar, sala, entre otras.
  • Si cuentas con sillas de rueda, cámbialas por ruedas de goma blanda.
  • Colócales a los muebles pequeñas almohadillas de fieltro en las bases para evitar arañazos. Estas deberás sustituirla al tiempo, según el uso que le des.
  • Evita que su suelo experimente humedad por las plantas, macetas, floreros o cualquier recipiente que contenga agua y corra riesgo de botarse.
  • Cada vez que limpies tu suelo, deberás hacerlo con ayuda de un paño de algodón humedecido-seco.

¿Se puede reparar un suelo laminado?

En caso de que existe un problema de inundación grave, arañazos, astillas o daños suaves que presente la superficie, se pueden reparar sin necesidad de llamar a un especialista, solo se tiene que tener las herramientas adecuadas.

Cuando se presenta daños menos como abolladuras, piques o rayones, se puede utilizar el kit para reparación de laminados que muchas fabricas o distribuidos de este material ofrecen. No obstante, cuando se trata de daños graves, como los generados por el agua, es necesario retirar cuidadosamente las láminas para colocarle unas nuevas.

¿Se puede limpiar los laminados con vinagre?

El vinagre un popular y económico producto de limpieza que se puede aplicar en la mayoría de los tipos de suelo, menos, en los laminados. Esto debido a la sensibilidad que posee el material, pudiendo dañarlo por la abrasión del producto.

Ahora, si deseas eliminar manchas específicas, el vinagre resulta ser uno de los grandes aliados, sobre todo si se trata de marchas por pintura, pegamento, tintas o barnices. Para poderlo aplicar, es importante seguir los pasos que indicamos a continuación, de esta manera, no dañaras el piso.

  1. En un balde, coloca una parte de vinagre y cuatro de agua, mezcla muy bien. Esta preparación puede variar según el fabricante, por esto es recomendable leer las indicaciones que da el mismo sobre el producto.
  2. La punta de un paño limpio de algodón, humedécela con la mezcla anterior. Es importante, que a la hora de humedecerlo no lo dejes goteando el producto y si deseas, haz una pequeña prueba en una parte escondida del piso, de esta forma observaras si puede cambiar de aspecto o color al tener contacto con el vinagre.
  3. Aplica lo sobre la mancha con mucho cuidado.

Esperamos que esta información te ayude a limpiar correctamente tu laminado, así como a mantenerlo en perfectas condiciones por mucho tiempo. A su vez, te invitamos a conocer más datos sobre el hogar, por ejemplo, como limpiar la plancha entre otros más.

como-limpiar-suelo-laminado-3

Se pueden instalar en todas las áreas de la casa o apartamento, incluso en los baños y cocinas.