¿Cómo limpiar correctamente tu nevera?

Residencia principal de las bacterias, un frigorífico se limpia dos veces al mes, de arriba a abajo y con los productos adecuados. Encuentra aquí todos los pasos y consejos para limpiar eficazmente el interior y el exterior de tu frigorífico.

Resumen

– ¿Por qué limpiar tu frigorífico? – ¿Qué productos usar para limpiar tu nevera? – ¿Cómo limpiar el interior de mi frigorífico? – ¿Cómo limpiar el exterior de mi frigorífico? – Nuestras recomendaciones

1. ¿Por qué limpiar su frigorífico?

Entre la comida y el envasado, el frigorífico es un festín de bacterias (salmonella y listeria) que proliferan a gran velocidad y que contaminan los alimentos que se colocan en el frigorífico con la misma rapidez. Por lo tanto, lo ideal es limpiarlo cada dos semanas, o al menos una vez al mes.

2. ¿Qué productos debería utilizar para limpiar su nevera?

Hay varias opciones para limpiar su frigorífico. Ármate con una esponja o un paño suave y elige entre un jabón suave y agua caliente, o una mezcla de mitad vinagre blanco, mitad agua caliente, posiblemente con unas gotas de jugo de limón. También puedes usar un poco de lejía (en una pequeña cantidad) si tu frigorífico está muy sucio y merece ser desinfectado. Si su aparato tiene áreas de acero inoxidable, use un producto especial o vinagre blanco en estas superficies para que brille. En cualquier caso, seque la superficie limpia con un paño suave que no deje marcas. Consejo: evite las toallitas empapadas en productos que a menudo son tóxicos para la salud.

3. ¿Cómo limpiar el interior de mi frigorífico?

Proceda paso a paso para una limpieza eficiente del frigorífico: – Empiece por sacar todo lo que hay en el frigorífico – Ordene: estado de los alimentos, fechas de caducidad … – Retire los estantes, retire las placas de vidrio, las rejillas, los estantes de la puerta … Para poder lavarlos más fácil y directamente en el fregadero de la cocina. – Descongele su refrigerador (idealmente una vez al mes) apagándolo y usando una espátula de madera para soplar la escarcha. Descongelar su frigorífico es una forma de garantizar una larga vida útil y ahorrar energía. Porque sí, ¡solo 4 minutos de escarcha son suficientes para duplicar el consumo eléctrico de tu frigorífico! – Limpie el interior de su frigorífico de arriba a abajo para una limpieza eficaz. Consejo: use un cepillo de dientes para llegar a las esquinas y juntas de difícil acceso.

4. ¿Cómo limpiar el exterior de mi frigorífico?

Por supuesto, es en el interior donde se colocan los alimentos y, por lo tanto, es probable que ensucie su frigorífico, pero esto no significa que deba ignorar el exterior de su aparato. Las manos grasosas y sucias dejan marcas: recuerde limpiar la puerta y la manija con una esponja empapada en jabón suave, luego limpie con un paño de microfibra para no dejar marcas. No olvide tampoco el condensador (ubicado en la parte posterior de su refrigerador) sacudiéndolo con una aspiradora. Si está demasiado sucio, puede aumentar significativamente su consumo de energía. ¡Piense en él una o dos veces al año!

5. Nuestras recomendaciones

Lea atentamente las instrucciones suministradas con su frigorífico: algunos revestimientos requieren un cuidado especial. Optimiza el almacenamiento dentro de tu frigorífico para facilitar su mantenimiento y así ahorrar tiempo. Por ejemplo, retire los envases superfluos, coloque los restos de comida en un Tupperware (esto evitará los malos olores), coloque toallas de papel en el fondo del recipiente de verduras para recoger fácilmente la suciedad pequeña.