¿Cómo elegir lavabos y bañeras para el baño?. La vajilla que elijas para el baño no solo es determinante por la belleza del espacio, sino también por su funcionalidad. Por lo tanto, a la hora de construir o renovar estos entornos, es fundamental ser prudente a la hora de elegir lavabos y cubas. ¿Quiere saber cómo tomar su decisión con la mayor precisión posible? Entonces continúa leyendo nuestro artículo:

Considere el estilo de su baño

estilos de baño

Antes de definir qué tipo de lavabo o lavabo usar en su baño, considere el estilo del resto de la habitación. Así, si la decoración es más moderna, vale la pena apostar por piezas coloridas y con un diseño inusual. Si la intención de la habitación es seguir la línea más clásica, los colores tradicionales, como el blanco y el beige, son más adecuados.

Si el resto de la decoración es totalmente neutra y crees que falta un toque de personalidad, la elección del fregadero o el cuenco puede dar este punto culminante, no necesariamente a juego con el espacio, pero rompiendo exactamente la monotonía. ¡Se trata de preferencias e intenciones!

Mantenga la proporción con el espacio

En cuanto al modelo de lavabo o bañera del baño, es importante que se ajusten a las dimensiones del entorno. En espacios muy reducidos, por ejemplo, lo ideal es apostar por versiones empotradas o lavabos de columna, que no ocupan tanto espacio. En baños más grandes, las tinas moldeadas o las tinas de soporte encajan muy bien.

Tipos de tinas y fregaderos

Existen diferentes modelos y estilos de lavabos y bañeras disponibles en el mercado, ofreciendo así opciones para todos los gustos y bolsillos. Entonces mira a continuación cuáles son los tipos principales e identifica cuál es la alternativa ideal para tu baño:

Lavabo empotrado

lavabo empotrado

La bañera empotrada  es un modelo adaptable a cualquier tipo de espacio, que no destaca tanto en decoración como clásica y discreta. La gran ventaja de este tipo de fregadero es que proporciona espacio en el mostrador y permite incluir en el proyecto un mueble planificado.

Lavabo de medio seno

lavabo medio seno

Este tipo de  lavabo se suspende y se retira de la encimera, mientras que el lavabo está totalmente empotrado. Esta opción es ideal para cuando el baño es pequeño y no hay mucha profundidad para la encimera.

Tina de apoyo

tina de apoyo

Los  tanques de apoyo  se apoyan en la parte superior y tienen un aspecto moderno e imponente. El único inconveniente es que este modelo compromete parte del espacio de la encimera, siendo más recomendable para lavabos que para los propios baños. Pero si decides usar una tina de apoyo en el baño, es preferible que el espacio sea amplio, ya que de esta manera podrás compensar la falta de espacio en el mostrador incluyendo gabinetes, nichos y estantes.

Tina superpuesta

tina superpuesta

Las  cubas superpuestas  permiten liberar más espacio para el banco, después de todo, solo se ve una parte de la pieza. Por lo tanto, se pueden utilizar tanto en baños más pequeños como en entornos más grandes.

Tina tallada o moldeada

lavabo tallado

Esta tina está fabricada con el mismo material que la encimera, lo que aporta más armonía, uniformidad y ligereza al ambiente. Precisamente por ser altamente personalizable, este modelo suele ser bastante más caro que los demás.

Fregadero de columna

lavabo columna

El lavabo de  columna  es ese modelo más tradicional, ideal para ambientes compactos, ya que no tiene encimera ni mueble, y se puede encontrar en versiones muy actualizadas, con un diseño super moderno.

Ahora que conoces los diferentes tipos de lavabos y bañeras para el baño, comenta aquí y ¡cuéntanos si ya tienes algunos modelos favoritos! ¡Comparte tus opiniones con nosotros y únete a la conversación!