¿Cómo elegir la barandilla adecuada para su escalera?

Barandilla de escalera: los criterios de selección

Dimensiones a conocer, características y mantenimiento de materiales, estilos decorativos … te damos todas las claves para elegir la barandilla de tu escalera. Porque más allá de su función protectora, la barandilla de una escalera marca la pauta y puede influir en el ambiente de una habitación. Tantas razones que nos empujan a tomarnos el tiempo de elegir el modelo más adecuado …

Dimensiones a respetar

Lo primero que debes saber a la hora de elegir una barandilla para tu escalera son las dimensiones a respetar durante su instalación. La normativa (norma NF 01-012) exige una altura mínima de 90 cm entre el escalón y la barandilla. En otras palabras, es la distancia necesaria del pasamanos para garantizar la seguridad de sus usuarios. Si su escalera da acceso a un rellano y es necesaria la presencia de una barandilla, la altura de la barandilla debe ser de un metro o más.

En cuanto al interior de la barandilla, se recomienda tener una barandilla de al menos 45 cm de altura partiendo del suelo. Esto es para evitar que un niño se suba a la barandilla. ¿Quieres un modelo con barras? Tenga en cuenta que se requiere un espacio de 11 cm como máximo entre las barras si se colocan verticalmente. En el caso de una instalación horizontal, el espacio entre las barras no debe superar los 18 cm. Una vez más, estas medidas previenen el riesgo de accidentes si pasan niños. En todos los casos, la distancia máxima entre dos postes de fijación debe ser de 125 cm.

Un material adecuado

Hay muchos materiales para el diseño de barandillas de escaleras. Entre los materiales más utilizados, nombramos:

  • Acero inoxidable: se utiliza tanto en interiores como en exteriores. Apreciado por su resistencia, el acero inoxidable es el material más fácil de manipular para fabricar barandillas adecuadas para muchos tipos de escaleras. Además, ¡no requiere mucho mantenimiento!
  • Hierro: más popular en exteriores que en interiores, el hierro es un material que perdura en el tiempo. ¿El hipo? El hierro es muy pesado de imaginar creando una barandilla de escalera interior y su precio es más alto.
  • Madera: al igual que el acero inoxidable, la madera es un material preferido en la construcción de barandas de escaleras interiores. Apreciamos su mirada cálida, sus múltiples capacidades y su robustez. Por otro lado, si es un activo encantador al aire libre, ¡requiere un buen mantenimiento para ser duradero!
  • Aluminio: este es el material que tiende a desarrollarse en el mercado de las barandillas. Hay que decirlo, tiene casi las mismas ventajas que el acero inoxidable y ofrece una mayor variedad de formas para quien quiera un modelo más exclusivo.

Además de la durabilidad y el mantenimiento, el método de fijación también depende del material elegido. De la misma forma, es necesario considerar con anticipación la disposición de su escalera porque ésta predefinirá los acabados. Por ejemplo, no es posible elegir una pared de vidrio para llenar su barandilla si la configuración de su escalera es de caracol.

Una cuestión de estilo

Si el material depende de la configuración de tu escalera y de tu estilo de vida (mantenimiento, niños en casa, etc.), sobre todo define el estilo decorativo que quieres darle a tu escalera. Los interiores acogedores, bohemios y familiares pueden poner su mirada en las barandillas de madera como garantía de autenticidad. Las casas de campo pueden atreverse a utilizar el hierro forjado para un ambiente vintage y bucólico. Por último, el acero inoxidable y el aluminio son grandes aliados para viviendas más modernas o industriales.