¿Cómo descalcificar una cafetera?

Aunque lo veamos como una faena, descalcificar la cafetera solo tiene ventajas. No solo le permite mantener su máquina más tiempo, sino que además le permite preservar la calidad del sabor del café. Frecuencia a adoptar, consejos que debe conocer para el mantenimiento de la máquina, pasos a seguir para eliminar la cal … ¡Descubra cómo descalcificar una cafetera de manera fácil y rápida!

La importancia de la descalcificación

Si alguna cafetera necesita una buena descalcificación es porque de ello depende la longevidad de la máquina. Porque en cada uso, la cal presente en el agua del grifo se deposita en las paredes y en las tuberías de la máquina impidiendo que funcione correctamente y reduciendo su vida útil. Pero eso no es todo ! La presencia de lima en su cafetera también puede tener un impacto en el sabor de su café. Además de dañar los aromas del café, el tártaro provoca alteraciones en la temperatura óptima y el volumen que fluye. Por lo tanto, se recomienda descalcificar una cafetera una o dos veces al año. Dicho esto, si vive en un área con más agua dura que el promedio, su máquina deberá recibir mantenimiento con más frecuencia. Asimismo, cuanto más uses tu cafetera, más frecuente deberá ser la descalcificación de esta última (aproximadamente cada mes).

Cómo hacerlo ?

Descalcificar tu cafetera consiste en disolver el sarro y luego eliminarlo. ¿Cómo? ‘O’ ¿Qué? Convirtiendo carbonato de calcio cristalizado en bicarbonato de calcio. Y para ello, nada como el vinagre blanco y sus múltiples propiedades. 1. Diluya un tercio de vinagre blanco en dos tercios de agua fría. Evite el agua caliente que podría dañar su máquina. 2. Verter la mezcla en el recipiente y dejar actuar unos minutos. Coloque un filtro nuevo si su cafetera no funciona con monodosis. 3. Encienda su máquina y cuando el tanque esté medio vacío, deténgala. Espere otros diez minutos. 4. Vuelva a encender la cafetera y deje que se escurra la segunda parte de la mezcla. 5. Retire el filtro (si está disponible) y enjuague la jarra o recipiente. Llénelo solo con agua fría y repita la operación, haciendo siempre una pausa en la mitad del tanque. Si el sarro persiste y el olor a vinagre sigue presente, no dudes en repetir el último paso (el de enjuagar con agua limpia) de dos a tres veces. La buena noticia ? Muy utilizado para limpiar electrodomésticos de cocina, el vinagre blanco, además de eliminar el sarro y eliminar las bacterias, ¡es un excelente desodorante!

Nuestro consejo para evitar el sarro

En general, si desea evitar la acumulación de cal en su cafetera, nada le impide usar agua mineral o agua filtrada. Estos son mucho menos calcáreos que el agua del grifo. También considere el ablandador de agua que puede poner en su sistema de agua. Finalmente, cuando estés fuera o cuando ya no uses tu cafetera, no olvides vaciar el agua del recipiente para evitar que la cal se asiente en las paredes. También recuerde retirar las partes de la máquina para no correr el riesgo de dañarla debido a la humedad.