¿Cómo contratar a un buen albañil?. Quien pretenda construir o reformar una casa busca el bienestar que este proyecto le proporcionará en el futuro. Sin embargo, el progreso del trabajo puede generar muchas preocupaciones. La principal es la contratación de mano de obra, que representa un gran gasto y puede generar muchos inconvenientes si los profesionales no están dentro del estándar de calidad y compromiso esperado.

Para ayudarte en este momento fundamental para el éxito de tu trabajo, hemos preparado algunos consejos para que tengas éxito en la contratación y lograr que el albañil trabaje de manera eficiente. Lee atentamente nuestros consejos:

Investiga los trabajos previos del profesional

Lo primero que debes hacer es investigar mucho entre los albañiles de tu ciudad. Habla con tantos profesionales como puedas y pide referencias. El precio puede variar mucho de uno a otro, pero tenga cuidado con los valores muy por debajo del mercado. Como dice la sabiduría popular, “el dinero del mezquino, anda dos veces el camino”.

Para no cometer este error, solicite referencias al albañil que desea contratar. Hablar con otras personas a las que ya ha servido y confirmar que realmente es una persona honesta, fácil de tratar, puntual y, sobre todo, que hace bien el trabajo.

Si es posible, visite las construcciones realizadas por él y preste atención a los detalles: esto es muy importante, especialmente si su proyecto tiene alguna demanda especial que requiere experiencia y habilidad del albañil.

reforma de baja calidad

Reforma realizada por un albañil de baja calidad

¿Pagar por día o por trabajo?

Otra gran pregunta a la hora de cerrar acuerdos se refiere a la forma de pago. Las opciones son: pago por jornada o por trabajo. Hay quien prefiere trabajar a diario, pero solo acepta esta opción si tiene plena confianza en el profesional. Algunas personas actúan de mala fe y pueden retrasar deliberadamente el trabajo para aumentar su ganancia final.

Al cerrar acuerdos por contrato, acuerda un precio fijo para todo el proyecto. En este caso, el albañil también está interesado en terminar el trabajo a tiempo, ya que entonces estará libre para comenzar otro trabajo. Por más que el valor final del pago del contrato sea superior a la tarifa diaria, tendrás más seguridad y sabrás exactamente cuánto pagarás, sin sorpresas de última hora. ¡El costo-beneficio en este caso vale la pena!

Contrato firmado

Para asegurar que al final del trabajo recibas tu trabajo según lo acordado, lo mejor es tener un contrato estipulado y firmado por ambas partes. La contratación informal no te da garantías y, en caso de surgir algún problema, no podrás cobrar legalmente la tarifa pactada. En este contexto, el contrato firmado es un instrumento legal que puede utilizar. ¡No renuncies a este derecho!

contrato albañil

  • Este documento debe especificar:
  • El servicio que se prestará.
  • Las condiciones de trabajo.
  • La coantía a pagar.
  • Los plazos a cumplir, tanto por usted como por el albañil.
  • También puede incluir cualquier otra condición específica que requiera el proyecto.

Incluso hay plantillas de contrato listas para usar en Internet que puede adaptar a sus necesidades. Pero, si aún no está seguro, consulte a un abogado para asegurarse de que recibirá apoyo en cualquier situación que pueda suceder. Formalizar el proceso, de hecho, es la forma más garantizada de evitar problemas en el futuro.

¿Alguna vez ha tenido un dolor de cabeza relacionado con un albañil contratado? ¿Fue formalizado o fue un proceso informal? ¡Cuéntanos tus opiniones y experiencias sobre este tema!