Centrarse en … Kit casas

Kit house: todo lo que necesita saber antes de comenzar

Rechazadas e ignoradas durante mucho tiempo, las casas de kit están ganando cada vez más seguidores. Hay que decir que los arquitectos y constructores están redoblando su imaginación para hacerlos más modernos y ergonómicos. Más allá de la apariencia, estas casas prefabricadas ofrecen muchos beneficios para sus propietarios. Cómo funciona, ventajas y desventajas, etapas de construcción, trámites administrativos y presupuesto… ¡Te contamos todo sobre las casas kit!

Ventajas y desventajas

Las viviendas en kit forman un conjunto de módulos y elementos precortados en fábrica. En otras palabras, la mayor parte del trabajo se realiza aguas arriba del sitio, lo que evita retrasos por malas condiciones meteorológicas. En este sentido, se reducen los costes y el tiempo de entrega. Por eso, en comparación con las construcciones tradicionales, la casa del kit es más económica y más rápida de construir. Se necesita una reducción del 30 al 50% del presupuesto en comparación con las construcciones convencionales. Y eso no es todo ! Al estar sometidas a estrictas normas en cuanto a aislamiento y calefacción, las casas kit suelen formar parte de viviendas de bajo consumo.

Económico, rápido y fácil de construir y ecológico. Evidentemente, la casa del kit tiene todo para agradar pero también tiene algunas limitaciones que es mejor conocer antes de empezar. Si bien el costo de la vivienda es más bajo que la construcción tradicional, pero tenga en cuenta que no siempre mencionamos el precio del transporte. Esto representa uno de los mayores presupuestos de un proyecto de este tipo. Asimismo, si opta por un kit de casa de madera, no olvide presupuestar el mantenimiento. Última restricción de las casas de kit: ¡no se instalan en todas partes! Olvídese de los terrenos montañosos o sujetos a fuertes tormentas que pueden debilitar la construcción.

Los estándares a observar

Antes de embarcarse en un proyecto concreto, debe conocer todos los estándares y procedimientos a seguir. Empiece por acercarse a su ayuntamiento para verificar la viabilidad del proyecto. Si su plan urbano le permite construir una casa en forma de kit, deberá solicitar un permiso de construcción si supera los 40m² de superficie.

Pero el paso más importante es el estudio de la tierra. Río arriba, debe hacer que expertos evalúen su suelo para evitar el más mínimo hundimiento. El suelo debe ser plano o ligeramente inclinado (para drenar el agua de lluvia) y debe ser lo suficientemente compacto como para no correr el riesgo de que los cimientos se derrumben.

Finalmente, como cualquier construcción, se debe cumplir con la normativa térmica de 2012 (RT 2012) que exige un consumo máximo de 50kWh por m² así como la normativa energética que tiene como objetivo favorecer las energías renovables.

Las diferentes etapas de la construcción

Como ocurre con todas las casas, lo primero que hay que hacer es definir los planos (idealmente con un arquitecto). El propietario debe entonces decidir llamar a un constructor si no quiere ensamblar todo él mismo. Después de ordenar que los módulos sean prefabricados en la fábrica, pueden comenzar los trabajos estructurales (como movimiento de tierras y cimentación). A esto le sigue el montaje de los módulos así como los acabados (fontanería, revestimientos, etc.).