Buenas ideas para un baño acogedor en invierno

En invierno, quieres que tu baño sea un lugar cálido y acogedor más que nunca. Si en verano nos conformamos con una sábana de hammam y una planta verde para el ambiente playero, en la estación fría preferimos un capullo acogedor. Un lugar que te dé ganas de levantarte por la mañana para empezar bien el día y una habitación donde recargar pilas y liberar tensiones por la noche. ¡Aquí le mostramos cómo hacer del baño su lugar favorito en invierno!

¡Abran paso al calor!

Nada peor en invierno que poner el pie por la mañana sobre un azulejo helado, quitarse el pijama mientras tirita para entrar en la ducha y sentir frío al salir del agua. Si hay una habitación en la casa que necesita unos grados más cálida, ¡es el baño! Comience por verificar su aislamiento: si las corrientes de aire pasan alrededor de la ventana, selle los huecos instalando juntas de goma adhesiva o espuma. Si su calefacción es insuficiente, ¿por qué no agregar un calentador eléctrico auxiliar, un calentador radiante o, mejor aún, un calentador de ventilador? Económico, este dispositivo traerá una suave sensación de aire caliente en el baño. Y si está planeando una renovación más grande, considere la calefacción por suelo radiante que lo liberará de la pesadilla de las baldosas frías.

En un baño, ¡cada título cuenta!

Accesorios inteligentes para un baño acogedor

Más allá de la temperatura del aire, la sensación de confort también está ligada a los aspectos acogedores y acogedores del baño. Las alfombras gruesas, las toallas de felpa de felpa, un albornoz envolvente y una cortina de ducha de algodón que no se pegarán a ti también te ayudarán a sentirte bien. En cuanto al toallero calefactable de pared, ¡es imprescindible para una toalla de baño caliente cuando salga de la ducha! No dudes en elegir colores cálidos y profundos para tu ropa de baño y la decoración de la habitación. Así podrás distinguir tu ropa de verano, clara en tonos pastel o ácidos, de tu ropa de invierno, más pesada (600g / m2 para una mayor suavidad y absorción óptima), con colores atrevidos y apagados como el topo burdeos o verde pino. Crear un ambiente confortable en el baño en invierno también significa liberarse de estos pequeños inconvenientes cotidianos como la cal que obstruye el cabezal de la ducha o la condensación que le impide peinarse o maquillarse correctamente al salir. del baño. Frota el pomo con vinagre o limón o cámbialo si es necesario, optando preferiblemente por un modelo extragrande con efecto cascada perfecto para relajarte por la noche. Invierta en una película calefactora antivaho para su espejo: colocada en la parte posterior, es invisible y le ahorrará un tiempo precioso cada mañana.

La ropa de baño de calidad es esencial

Pequeños toques para calentar el ambiente

Finalmente, para completar el ambiente acogedor de tu baño en invierno, nada como pequeños detalles cuidados para hacerte sentir bien. Lo disfrutarás todos los días, al igual que todos los demás miembros de la familia que disfrutarán tanto cuidándolos en un ambiente acogedor. Elija iluminación con un atenuador para dosificar la luz. ¡Puedes elegir entre una atmósfera tenue para un relajante baño o una iluminación de alto rendimiento para maquillarte sin mancharte! Si te encanta la música, ¿por qué no considerar un sistema de audio de baño adecuado para disfrutar de tus álbumes y listas de reproducción favoritos en la ducha? Puedes optar por una estación de teléfono inteligente o reproductor de música digital, por altavoces conectados a un ordenador ubicado en otra habitación mediante WiFi o Bluetooth, o incluso por altavoces empotrados directamente en las paredes (a condición de que realices algún trabajo y conexiones ). Finalmente, haz que la habitación sea aún más acogedora con algunas velas aromáticas y una decoración acogedora: grandes cestas para guardar los cosméticos, bonitos espejos retro para un estilo tocador, sales o bolas de baño que entregan una espuma delicadamente perfumada … ¡Todo para crear fácilmente un momento único de relajación, en casa y todos los días hasta la llegada del verano!

Crea un remanso de paz para relajarte