Bleu-gris: 8 formas de adoptarlo en casa

Nuestras mejores inspiraciones para invitar al interior azul grisáceo

Como su nombre indica, el azul grisáceo es un tono que se obtiene de los tonos azules teñidos de gris. Color a la vez oscuro y luminoso, intenso y claro, el azul grisáceo es una tonalidad atemporal que tiene la ventaja de combinarse con multitud de materiales. Una cosa es segura, aporta paz y relajación a cualquier interior. Para inspirarte, descubre 8 formas de adoptar el azul grisáceo en casa.

1. Habitación de los padres

Color suave y calmante por excelencia, el azul grisáceo lo tiene todo en un dormitorio principal. En la pared de la cabecera de la cama, se impone como maestro y da un carácter de descanso a la habitación. Nos gusta asociarlo con colores pastel para aún más suavidad …

2. Comedor

No es ningún secreto que la pintura es un gran aliado a la hora de delimitar los espacios de un interior. Aquí el azul grisáceo corta perfectamente el área del comedor y se destaca de la cocina gris claro. ¿La buena idea? Añade contraste con un marco en tonos más oscuros …

3. En el sofá

¿No te atreves a adoptar el azul grisáceo en las paredes de tu interior? Empiece por invitarlo con pequeños toques. Como este salón con decoración industrial donde el sofá azul grisáceo pasa casi desapercibido. Completo con una decoración gris y materias primas naturales para una decoración atemporal.

4. Habitación infantil

Nada como el gris azulado para crear un ambiente suave y acogedor. Evidentemente, este tono encuentra su lugar perfectamente en las habitaciones de los niños. Combínalo con materiales blancos y naturales para despertar su luminosidad. La buena noticia ? ¡El azul grisáceo es tan adecuado en la habitación de una niña como en la de un niño!

5. En monocromo

Lo que nos gusta del gris azulado es que es perfecto para jugar con sombras. Azul noche, gris pastel, celeste, gris antracita, azul índigo… ¡Diviértete y combínalo con diferentes tonalidades de azul y gris para una decoración degradada sin notas falsas!

6. En los muebles de la cocina

Perfecto para dar color a la cocina sin exagerar, el azul grisáceo se presenta en las fachadas de los muebles de cocina. Una vez más, combina bien con muchos materiales. Con cobre y latón para una sensación retro, con madera para una atmósfera escandinava o con acero inoxidable y mármol para una apariencia más moderna.

7. Y mirada total

¿Te gusta el azul grisáceo? ¿Por qué no adoptarlo como un total look en su interior? Tanto claro como oscuro, este tono no tiene ningún problema en apoderarse de todas las paredes de la misma habitación. ¡Solo necesitas asociarlo bien y ofrecerle una decoración luminosa (como los muebles y el espejo de latón) para devolverle todo su esplendor!

8. En el baño

Color ligado a la relajación, el azul grisáceo es ideal en el baño. En las paredes, en la ropa de baño, en la parte trasera de los nichos de almacenamiento, en un jarrón u otros accesorios decorativos… ¡Se respira un soplo de frescura y una sensación de absoluto bienestar!