¡8 accesorios que te harán querer tener un dormitorio pastel!

1. Ropa de cama de ciruela azucarada

El ambiente acogedor obliga, nos ponemos la ropa de cama en tonos pastel para una decoración muy suave. El secreto ? Para mayor delicadeza, combinamos sábanas, fundas nórdicas y fundas de almohada con los cojines esparcidos por la cama. Y para más fantasía, no dudamos en jugar con las tonalidades o mezclar los colores apagados con una ristra de rosas azucarados, celestes, verdes menta, malvas lavanda o grises claros.

2. Luces colgantes industriales en colores pastel

¿Quieres modernizar la decoración en tonos pastel? Colocamos suspensiones industriales cuyas líneas minimalistas contrastan muy bien con los colores dulces. Preferimos los acabados mate, por otro lado, más adecuados para la atmósfera silenciosa de los colores pastel que los acabados brillantes. Y para más diversión, ¡incluso podemos multiplicar las suspensiones jugando la acumulación arcoíris!

3. Un cabecero acogedor

Si los colores pastel ya sumergen el dormitorio en una atmósfera romántica ultra acogedora, te dejamos imaginar el impacto de un bonito cabecero gris, malva o gris azulado para acompañar una ropa de cama rosa azúcar. ¿El imprescindible? ¡Un cabecero de terciopelo o un modelo acolchado para realzar el efecto boudoir!

4. Mantas de Cocooning

Es difícil encontrar más capullo que un plaid, un accesorio esencial para cualquier decoración acogedora. En un dormitorio pastel, ¡optamos por un plaid pastel! Lo elegimos tejido o tricotado, pero sobre todo suave y aterciopelado, desde el terciopelo hasta la malla pasando por la piel sintética. Utilizado como colcha o colocado en un sillón, aporta un toque de color ciruela azucarada para perfeccionar la decoración. Y además, mantiene divinamente caliente leer un libro en la cama por la noche o levantarse en una fría mañana …

5. Soliflores en tonos pastel

¿Un consejo de decoración muy sencillo para un dormitorio acogedor pero no ordinario? Ponemos el efecto de acumulación alineando soliflores o cualquier otro pequeño objeto decorativo declinado en una hilera de colores pastel. ¡Especialmente porque los soliflores de colores suaves son fáciles de encontrar o incluso transformar en un proyecto de bricolaje con pintura!

6. Una mesita de noche natural

No es cuestión de conformarse con la mesita de noche de madera barnizada de la abuela para un dormitorio bonito en tonos pastel. Preferimos un mueble de estilo escandinavo por la sobriedad de las líneas, los tonos suaves y el look vintage. En cuanto a los colores, optamos por la madera clara y en bruto o el blanco, fáciles de combinar con todos los tonos pastel para un ambiente relajante y alegre.

7. Un sillón escandinavo pastel

El mismo principio para el sillón, ideal para completar el ambiente acogedor de un dormitorio pastel: el sillón escandinavo es imprescindible, con sus líneas suaves y refinadas. Lo elegimos en madera y tela, bien acolchado, verde menta o rosa ciruela azúcar. ¡Y le ponemos la manta suave cuando no está en la cama!

8. Una alfombra peluda de color caramelo

La alfombra peluda es esta alfombra muy suave con pelo tejido más o menos largo. ¡Es tan suave que te encanta andar descalzo con él, y es perfecto en un dormitorio, para levantarte con el pie derecho o para ir a la cama sin tener los pies fríos! Para ser sincero, además, solo en el dormitorio puedes elegir una alfombra de color pastel sin (demasiado) miedo a las manchas …