8 accesorios esenciales para un dormitorio acogedor

LA selección para pasar noches de descanso con estilo: desde la almohada hasta el somier, céntrese en elecciones inteligentes para hacer del sueño el momento clave del día

Santuario de relajación, el dormitorio merece toda nuestra atención en términos de diseño. De hecho, más que simples objetos decorativos, el mobiliario y el equipamiento del dormitorio son fundamentales para un sueño reparador. ¡Descubra nuestra selección de ensueño!

1. Una almohada 100% suave

¡Ay de los que piensan que las almohadas son simples accesorios decorativos en un dormitorio! De hecho, una buena almohada es simplemente fundamental para descansar el cuello y las cervicales durante la noche. Para dormir profundamente, puedes optar por cojines sintéticos, por ejemplo modelos con relleno de fibra de silicona, que proporcionan una buena ventilación y limitan así la transpiración durante la noche.

2. Un juego de cama de satén

¡El juego de cama de satén no es solo para escenas románticas de películas calientes! De hecho, el satén es un material que, además de muy estético, es excelente para darte un buen descanso. No podría ser más dulce, además tiene el mérito de mimar nuestra piel y nuestro cabello para un despertar en modo princesa de cuento de hadas.
Si tienes miedo al look total, ¡al menos déjate tentar por las fundas de almohada de satén!

3. Un edredón de algodón orgánico antiácaros

Elegir un edredón de algodón orgánico antiácaros para tu dormitorio significa elegir un edredón:

  • Ecológico;
  • Lo que ayuda a regular el calor y la humedad que genera mientras duerme para una noche seca y 100% saludable;
  • Ideal para personas alérgicas a los ácaros del polvo y enfermedades pulmonares gracias a su tratamiento antiácaros.
  • Para un edredón muy suave, elige un modelo con efecto hinchado: ¡tendrás la impresión de dormir sobre tu pequeña nube!

4. Un colchón de látex

Suave y resistente al mismo tiempo, el colchón con revestimiento de látex presenta la combinación perfecta para un respaldo impecable durante toda la noche. Una composición ideal, diseñada para garantizar un sueño reparador y disponible en todos los tamaños posibles.

Buen consejo: para no desgastar prematuramente tu colchón, asegúrate de elegir modelos lo suficientemente gruesos y devuélvelos cada 6 meses.

5. Un marco de cama de listones extensible

El somier de láminas extensible es ideal para camas con un ancho no estándar. Gracias al grosor del acero y al ancho de sus lamas, también ofrece una buena resistencia y se adapta a todo tipo de camas. ¿Tiene una cama king size, queen size o personalizada y está buscando un marco que se adapte? ¡Tienes la solución!

6. Un somier de pies

El somier es un somier compuesto por una estructura de madera maciza muy sólida y confiable. Proporciona un soporte firme y uniforme a la ropa de cama. Montado en un soporte, también ofrece un pequeño lado retro ideal para amueblar un dormitorio vintage.

7. Una cabecera acolchada

Para darle aún más majestuosidad a tu zona de dormitorio, el cabecero es un complemento ideal. Chic, elegante y moderno, viste tu cama y le da carácter a la habitación. Sobre todo si se trata de un modelo acolchado, lleno de carácter y que le dará un toque genial a tu zona de descanso.

8. Un difusor de aceites esenciales

Para dormir como un bebé, además de tener un buen colchón, buenas almohadas y un buen edredón, también puedes invertir en un difusor de aceites esenciales, y frascos de aceites que desestresan y facilitan un sueño reparador según ejemplo el aceite esencial de lavanda, manzanilla, ravintsara o albahaca tropical.