5 ideas de cestas de ropa para su cuarto de lavado

Una canasta de ropa sucia suele ser insípida. Sin embargo, hoy en día puedes encontrar multitud de modelos todos más diferentes entre sí. En plástico, materiales naturales, metal o incluso tela, usted tiene la opción. Además, ¡las cestas de ropa son más prácticas que antes! Están disponibles en varios tamaños y, a veces, ofrecen varios compartimentos. Aquí hay 5 ideas de cestas de ropa para su cuarto de lavado.

1. Cestas de todos los tamaños para clasificar mejor tu ropa

Para una gestión óptima de la ropa, es fundamental clasificarla correctamente. Toda la ropa debe lavarse a una temperatura determinada y, por tanto, con un programa de lavado determinado. ¡Para no equivocarse, debe planificar varias canastas! Los más pequeños agradecerán la ropa delicada como suéteres de lana, ropa interior o incluso prendas de cachemira o seda. Las cestas más grandes se adaptan a la ropa del hogar que se puede lavar a alta temperatura, ropa clara y oscura.

2. Una canasta de plástico para ropa húmeda

Cuando vacías tu lavadora, no puedes usar cualquier canasta. De hecho, debe ser de plástico para resistir la humedad. También es una buena idea elegir un cesto de ropa que se pueda mover fácilmente. Por lo tanto, prefiera modelos con asas o incluso aquellos equipados con ruedas y que le ayuden a proteger su espalda. La otra ventaja del cesto de ropa de plástico es que es fácil de mantener: basta con un simple trapo de la esponja para lavarlo.

3. Una bolsa XXL para transportar mejor la ropa

El cesto de ropa en forma de bolsa XXL está definitivamente de moda. Viene en todos los colores y ofrece multitud de estampados. Puede ponerlo en todas las habitaciones, incluso en la habitación del niño pequeño. ¡Existen modelos para ellos! Una vez llena, la bolsa es muy fácil de transportar y se puede guardar en la lavandería. Sepa que este tipo de cesto de ropa sucia también existe en modelos humorísticos que atraerán a toda su tribu.

4. Una canasta con tapa para un almacenamiento perfecto.

Incluso si el cuarto de lavado no es una sala de estar, nos gusta cuando está ordenado. Por tanto, puedes optar por un cesto de ropa con tapa. Por lo tanto, la ropa no está a la vista y, sobre todo, los malos olores no se dispersan. Los modelos de cestas de ropa pueden ser muy sencillos, modernos y prácticos. ¡También pueden tener un pequeño lado decorativo! Este es el caso de las cestas con funda de mimbre.

5. Una canasta integrada que sabe ser discreta

¿No te gusta ver tu canasta de ropa sucia? Tenga la seguridad de que algunos modelos están integrados en muebles. Esta opción es muy práctica, especialmente para ahorrar espacio. Dependiendo del modelo elegido, podrás disfrutar de uno o más cubos pero también de un espacio para guardar tu ropa y tu suavizante. ¡Todo un activo!