5 cosas que debe saber sobre los decapantes de pintura

Todo lo que necesita saber sobre los decapantes de pintura

Los decapantes eliminan la pintura de paredes y techos. También se utilizan para renovar muebles. Aplicados a superficies, permiten que la pintura se descomponga para hacerla desaparecer. Aunque son prácticos y eficaces, son productos que deben manipularse con cuidado. Para ayudarte a ver más claramente, hacemos un balance de los diferentes tipos de decapantes y te damos todos nuestros consejos sobre cómo usarlos correctamente.

1. ¿Disolventes o decapantes de sodio?

Hay varios tipos de decapantes de pintura, por lo que estos son los más comunes:

  • Decapantes solventes: gracias a sus solventes, suavizan la pintura vieja para eliminarla más fácilmente. Se encuentra principalmente en forma de gel pero también en forma líquida. Son eficaces pero requieren la aplicación de varias manos para un resultado óptimo.
  • Decapantes de sodio: compuestos de sosa cáustica, son más potentes que los decapantes solventes. Es por eso que este tipo de decapante no es adecuado para todos los materiales. Deben dejarse actuar más tiempo y enjuagarse con agua.

2. ¿Qué pasa con las pistolas de calor?

Menos conocida que los decapantes químicos, la pistola de calor es una especie de pistola de calor. El dispositivo impulsa aire caliente (la temperatura ronda los 500 a 600 ° C) y así afloja la pintura de varios soportes. Si el coste de compra puede ser elevado, es una inversión más económica tratar grandes superficies. La buena noticia ? También puede usar una pistola de calor para descongelar una cerradura o tuberías o para deformar plástico o acelerar el fraguado de adhesivos en ciertos materiales.

3. Para cada material, su tipo de decapante

Para elegir el decapante adecuado a sus necesidades, debe seleccionar un modelo según el material a tratar y el tipo de pintura a decapar. Los decapantes a base de sodio, por ejemplo, no se recomiendan en madera y aluminio porque tienden a ennegrecer o manchar estos sustratos. Algunos modelos están reservados para metal o solo para piedra y mampostería. Lo has entendido, ¡es imperativo buscar el consejo de un especialista para comprar una stripper adaptada a tus necesidades!

4. Riesgos y consejos de uso

Los decapantes de pintura son productos agresivos y pueden ser peligrosos para la salud. Al contener cloruro de metileno, el uso de decapantes químicos puede causar quemaduras si entra en contacto con la piel. La inhalación de los vapores también puede provocar dolor de cabeza, irritación de garganta, náuseas y mareos. Por eso deben manejarse con cuidado.

Cuando utilice un decapante, lea atentamente el prospecto y aplíquelo al aire libre. Si no tiene jardín o balcón, asegúrese de que el espacio esté bien ventilado y ventilado. Abra las ventanas, apague el ventilador de calefacción y pegue con cinta adhesiva la ventilación de aire de retorno y de suministro. Ármate con protección: gafas o máscara, guantes de látex y ropa usada. Por último, tenga cuidado de no comer, beber o dejar comida en su lugar de trabajo.

5. Alternativas naturales

Si tiene miedo de usar un decapante químico o no desea usar productos químicos agresivos, siempre hay alternativas que son más naturales y respetuosas con el medio ambiente y menos corrosivas y abrasivas. Bicarbonato de sodio, vinagre blanco, gaseosa, cristales de soda… ¡Hay muchas recetas de decapantes! Puede, por ejemplo, inspirarse en la preparación interna del blog L’atelier de la ressourciere.